¿Por qué aguanta?

Mi hijo aguanta el pis mucho tiempo: ¿por qué lo hace?

¿Tu hijo se aguanta durante horas las ganas de orinar? Si es así y te has preguntado por qué lo hace, mira aquí las posibles razones.

niño
Fuente: iStock

No es algo solo característico de los niños, pues en ocasiones, los adultos también pecan de ello: aguantar la orina está lejos de ser bueno y puede desembocar en complicaciones muy peligrosas. Veamos las posibles razones que podrían explicar esta circunstancia en los pequeños de la casa.

Si te has percatado de que tu hijo va pocas veces al vaya al baño a hacer pis, muy probable es porque se está aguantando las ganas de orinar. Y si lo piensas, puede que quizá lo haga durante horas, una práctica que, desde luego, no es nada beneficiosa. Algunos de los principales motivos por los que los menores lo hacen pueden ser los siguientes:

¿Por qué los niños se aguantan las ganas?

  • Es muy activo y está haciendo siempre cosas. Muchos niños a los que les encanta estar todo el día jugando, pintando o entreteniéndose con cualquier cosa, prefieren seguir concentrados en su tarea antes que parar por un momento e ir al baño.
  • Le da vergüenza si no está en su casa y no quiere pedir ayuda. Puede que un niño sea muy tímido y prefiera aguantarse antes que ir solito o hablar con alguien para que lo ayude.
  • Es muy escrupuloso. Es posible que a algunos peques no les guste nada hacer sus necesidades en un baño que no sea el de su casa.
  • Siente miedo al ir al cuarto de baño solo. Puede que no se sienta seguro del todo o que con anterioridad haya pasado por alguna infección que la haya producido dolor y por eso evita ir al baño (puede que piense que va a revivir lo mismo).
  • Todavía no está preparado para utilizar el cuarto de baño. Si el niño es aún muy pequeño puede que aún no se sienta preparado para quitarse el pañal y todavía no contrale bien sus esfínteres como debería.
  • No está acostumbrado. Otra razón posible es que se haya acostumbrado a pensar en el baño y en las ganas de hacer pis solo cuando tú o alguien le pregunte. Por eso, puede que no vaya hasta que le preguntes sobre el tema y se lo recuerdes.
  • Puede tener algún problema de salud que lo impida. Normalmente esto se detecta en bebés porque las complicaciones de este tipo, las uropatías obstructivas, suelen ser congénitas. Esto significa que el peque ha podido nacer con un problema que le esté impidiendo el desarrollo normal de su sistema renal y esto puede reflejarse en la retención de orina.

¿Es peligroso?

La realidad es que retener la orina puede causar problemas de salud importantes. Si el peque lo hace voluntariamente, uno de los efectos más comunes es que aparezcan infecciones urinarias, las que vienen de la mano de malestar local. En casos más excepcionales también podrían surgir cálculos renales.

Por otra parte, en el caso de que un niño padezca alguna enfermedad que sea la que esté provocando esto, con el tiempo podría sufrir de hidronefrosis, una condición que lo que hace es que los riñones se dilaten y puedan comenzar a fallar, pudiendo generar alguna insuficiencia renal.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo