Gestos solidarios

Morata saca la estrella para dedicar su gol más importante a un niño muy especial

El gol de Álvaro Morata llegó con una estrella: sirvió a España para clasificarse para el próximo mundial. Pero también sirvió para devolver la ilusión a Miguel Ángel, un niño malagueño con una gran lección de vida detrás.

Ayer por la noche el delantero Álvaro Morata marcó el gol de la victoria para España: un gol con el que, además de ganar el partido de la Selección ante Suecia, también sirvió para que se clasificase para el próximo Mundial de Catar.

Sin embargo, no fue esta la única razón por la que el gol del jugador de la Juventus fue tan especial. En medio de la euforia de la celebración, se acercó hasta el banquillo para que le dieran algo. Segundos después levantaba hacia la grada del Estadio de la Cartuja, en Sevilla, una estrella dorada que dejó a todo el mundo descolocado. ¿Por qué lo hizo? Nosotros conocemos la historia y, la verdad, es de lo más emocionante.

Hay una persona muy especial detrás de esa estrella: Álvaro Morata se acordó de Miguel Ángel, el niño a quien dedicó el gol más importante de la selección. Se trata de un niño malagueño de la Fundación Pequeño Deseo con el que había estado días antes, durante la concentración.

La estrella de Miguel Ángel, un niño con una complicada enfermedad

“La celebración del gol ha sido especial. Es una cosa muy bonita que se queda para mí, fue un momento especial ayer en el hotel”, decía Álvaro Morata al ser preguntado por la estrella de la celebración en la rueda de prensa posterior al partido. También hacía referencia a ella en su cuenta de Instagram: “Las cosas importantes de verdad. Uno de los goles más bonitos que marcaré en mi vida. Va por ti, Miguel Ángel”, escribía Álvaro Morata en su cuenta junto a una fotografía levantando la estrella, tan solo horas después del partido. Pero, ¿quién es exactamente Miguel Ángel?

Miguel Ángel es uno niño malagueño de nueve años que lleva luchando varios años contra una grave enfermedad: un tumor cerebral. Una enfermedad que le ha apartado de su gran pasión: jugar al fútbol. Ahora lo vive con la misma emoción, pero desde otra perspectiva.

Gracias a la Fundación Pequeño Deseo, que se encarga de hacer realidad los deseos de niños enfermos para hacer más llevadero el tratamiento, pudo cumplir el suyo y recibir la camiseta de Pablo Sarabia. Además, dio esa varita de los deseos, tan mítica en la fundación, a dos de sus jugadores favoritos: Álvaro Morata y Unai Simón. Al primero para que tuviera suerte y marcase un gol. Al segundo, para que tuviese un buen día en la portería. Y parece que surgió efecto: “Has sido nuestra estrella, Miguel Ángel. Este gol de Álvaro Morata es para ti”, escribía la Selección Española de Fútbol en su cuenta oficial de Twitter.

Una promesa que viene de lejos

Ese encuentro entre Miguel Ángel y la selección no era algo fortuito. Fue el resultado de una promesa que el mismo Luis Enrique hizo al pequeño en abril, cuando estaba hospitalizado. “Me han dicho que eres uno de los mejores aficionados que tenemos. Ahora me toca a mí, como entrenador, como cuando antes tú animabas, animarte a ti. Nada más salgas del hospital, estás invitado a venir a vernos a la selección y te daremos una camiseta tan chula como esta que llevo y un balón firmado por todos los jugadores. Tengo muchas ganas de conocerte, verte y abrazarte”, decía el seleccionador en un vídeo que se hizo viral por entonces en redes sociales.

Parece que las promesas, además de cumplirse, traen consigo otras promesas, otros deseos, otros amuletos. Y, en este caso, Miguel Ángel ha sido el verdadero amuleto de la selección.

Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo