Espera su segundo hijo

El motivo por el que la estrella de This Is Us, Mandy Moore, no se puede poner la epidural

La actriz de 38 años está embarazada de su segundo hijo, que nacerá en otoño.

Hace unos días que This is us llegó a su fin. La echamos mucho de menos todos los que adoramos la series familiares y sensibles, y está especialmente, que nos ha acompañado durante tanto tiempo. Es de esas series que deja poso con el paso del tiempo y hace que sus actores, Mandy Moore a la cabeza, siempre nos saquen una sonrisa.

La actriz, que hace de la madre de la familia protagonista de esta historia, tiene 38 años y en la vida real también está dando forma a su proyecto familiar. Moore y su marido, Taylor Goldsmith, padres de un niño de 17 meses llamado Gus y en la actualidad esperan a su segundo hijo, que si todo sigue su curso con naturalidad, como todos esperamos, nacerá en otoño. 

Lo que no sabíamos hasta la fecha es que Mandy Moore parece un trastorno autoinmune que la afecta en el embarazo. Se llama púrpura trombocitopénica inmune (ITP) y la obliga a renunciar a la anestesia epidural durante el parto. Así lo ha reconocido en una entrevista recién publicada en Today Parents, donde señala que sus plaquetas o "están demasiado bajas para una epidural".

Mandy Moore, en la entrevista, se posiciona a favor de recibir la anestesia epidural. “Ojalá los medicamentos fueran una opción, solo la idea de que esté sobre la mesa es tan agradable. Pero seguiremos adelante como lo hicimos la última vez", dice.

Esa última vez fue también la única, cuando dio a luz al pequeño Gus. La experiencia no fue para nada placentera, y así lo hace saber, sin rodeos, en esta entrevista publicada el viernes 29 de julio. "Fue horrible. Pero puedo hacerlo una vez más. Puedo escalar esa montaña otra vez", señala. 

Mandy Moore confirma además que se encuentra en perfecto estado de salud dentro del nivel de sus plaquetas. “Están bajos, pero siempre han estado bajos”, asegura la actriz. "Estoy bien. Solo tengo que continuar haciéndome análisis de sangre, mis niveles de plaquetas, durante todo el embarazo”, concluye. 

Púrpura trombocitopénica idiopática

El trastorno autoinmune que padece Mandy Moore, Púrpura trombocitopénica idiopática, no obliga en todos los casos a renunciar a la anestesia epidural, pero las mujeres que lo sufre, según Mayo Clinic, tienen un "mayor riesgo de sangrado abundante durante el parto". No en vano, tal y como se apunta en este trabajo científico realizado en España, la trombocitopénica idiopática representa el 5% de todas las causas de trombocitopenia (TCP) durante el embarazo. 

El sangrado excesivo que puede provocar este trastorno, añaden desde Mayo Clinic, "es el resultado de niveles inusualmente bajos de plaquetas, las células que ayudan a la coagulación de la sangre". El equipo de la Clínica de la Universidad de Navarra expone las causas concretas: “Los órganos inmunitarios producen anticuerpos contra las plaquetas, lo que hace que el bazo reconozca a las propias plaquetas como células extrañas y las destruya”, explican. 

Las personas que padecen este problema pueden experimentar distintos síntomas o incluso pueden permanecer asintomáticos. Desde la clínica navarra indica que, entre los síntomas compatibles, “pueden presentar hemorragia cutánea persistente (sobre todo en áreas expuestas a los traumatismos) o hemorragias por las mucosas (epistaxis o sangrado nasal, menorragia o sangrado vaginal, equimosis)”. En cambio; califican como “raras” las hemorragias internas y las hemartrosis (hemorragias articulares) en personas con ITP.

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo