Permiso de maternidad y paternidad

Ni el permiso de maternidad ni el de paternidad son vacaciones: la reflexión de una madre que se ha hecho viral

Una madre compartió en su cuenta de Linkedin una reflexión sobre el permiso de paternidad y maternidad y la idea que tienen algunas personas de que ese tiempo son como unas "vacaciones pagadas". El texto se ha hecho viral.

bebé agarrando dedo de mamá
Foto Istock

Hay personas que piensan que cuando la madre o el padre están de permiso de paternidad o maternidad es un tiempo para descansar o estar ocioso, incluso hay empresas que tienen esta mentalidad. Sin embargo, si se le pregunta a los padres, saben que eso no es así.

Sobre esto mismo decidió compartir una reflexión en su perfil de Linkedin Anna Whitehouse, periodista, fundadora del sitio web para padres Mother Pukka y mamá, que quiso compartir su pensamiento sobre las empresas que consideran que el permiso de maternidad o paternidad son como unas vacaciones pagadas, unos días libres y de descanso. 

reflexión permiso maternidad
Foto: Linkedin Anna Whitehouse

Esta mamá quiso dejar claro y "recordar" a las empresas que el permiso de maternidad o paternidad no son vacaciones, no es un tiempo de descanso, es la etapa en la que alguien te necesita cada segundo, en la que madres y padres hacen el trabajo más duro, se está criando a la próxima generación. Aquí reflejamos el texto traducido: 

"Un recordatorio para las empresas: el permiso de maternidad/paternidad no son unas vacaciones. No es 'un buen descanso' y no es tiempo libre. Es un cóctel embriagador de anticipación, expectativa, llegada y supervivencia. Es despojarse a uno mismo a un estado primario y navegar desnudo por conductos de leche bloqueados, puntadas rotas, sábanas ensangrentadas, mentes rotas, persianas ocultas en Google. Eres necesario cada segundo, si no en persona, en pensamiento. Es un trabajo. Sin días de enfermedad. Sin una remuneración justa. Es la posición más privilegiada del mundo, pero requiere "pelotas", agallas (a menudo sin gloria), "pechos" y cualquier otra extremidad que puedas poner a trabajar. Es la felicidad más pura. Es el más marcado de los contrastes. Es ir cojeando al parque después del parto, vivir la subida de la oxitocina, volver a casa y encogerse en posición fetal, sucumbir al bajón postparto. Es la vida en su forma más pura, más fea, más asombrosamente bella y poner el cuidado de otro por encima de tu hambre, de tu agotamiento, de tus necesidades. Es sostener a la próxima generación".

 

Este texto ha recibido miles de "me gustas" y gran cantidad de comentarios, haciéndose, además, viral también en otras partes de la red. El motivo de su éxito es que son muchas las madres y los padres que se han sentido juzgados laboralmente al estar de baja maternal o paternal, son muchos los que han sentido que se ha "infravalorado" la dureza de esta etapa de la vida, la dificultad de los retos que supone la crianza de un hijo, sobre todo durante sus primeros meses de vida. 

Todavía hay quien piensa que estar en casa al cuidado de los hijos no es trabajar, es estar de vacaciones o disfrutando de unos días libres y eso pasa porque aún queda mucho por hacer para cambiar esa mentalidad y asumir que ser madre o padre es un trabajo en sí mismo, sin horarios, sin días libres, sin un salario acorde y sin, muchas veces, un reconocimiento. La baja maternal o paternal no es un periodo de descanso y es un derecho necesario en la crianza de los hijos. Cambiar esta mentalidad es fundamental para poder avanzar en derechos, en mejoras y en conciliación (algo en lo que queda aún mucho camino por recorrer). Es cosa de todos.

Compartir reflexiones como esta ayuda a dar visibilidad a una realidad de la que hay que hablar. 

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo