Viral

''No me da la vida'': la divertida sentencia de una niña de tres años contra los deberes

Una niña de tres años se vuelve viral en las redes sociales después de que su padre colgara un vídeo en el que con gesto serio pero cómico anuncia que no quiere más deberes porque 'no le da la vida', que está muy liada y que no va a hacer más ejercicios durante el confinamiento.

Sofía vive en Zaragoza y con solo tres años ya es famosa en las redes. ¿La razón? Un desternillante vídeo que sus padres han compartido en Internet en el que se ve a la pequeña anunciar con espontaneidad y fuerte ímpetu: "No quiero hacer más deberes porque es que no me da la vida, estoy muy liada".

Sofía se encuentra junto a sus dos hermanos, Martina, de 11 años y Javier, de 15, y como el resto de los niños del país confinada sin poder salir de su casa ni ir al colegio. Pero no por eso consigue librarse de los deberes, que asegura que le roban demasiado tiempo.

Con gesto serio pero dulce y cómico, sentencia en un momento de la grabación que "no quiero más deberes. Que no quiero, no quiero, y ya está". Carlos Pinzón, el padre de la criatura, cuenta para el diario Heraldo de Aragón, que le pareció muy divertida la forma en la que la peque se expresaba así que pidió que lo repitiera para la cámara, con la intención de compartirlo con familiares y amigos, aunque al final se convirtió en un contenido sumamente viral.

Una semana después, el vídeo supera el millón y medio de reproducciones en redes sociales y ha sido compartido por más de 250.000 usuarios. "Al final la gente se ha sentido reflejada porque es algo que nos está tocando vivir a todos", resume Pinzón, y añade dos de los ingredientes principales que han conquistado a los internautas: "Su dulzura y la forma que tiene de expresarse es muy divertida porque parece una persona mayor".

Y es que la situación que vive esta familia aragonesa no resulta indiferente para ningún padre y madre que ven como en el estado de alarma por el coronavirus, los deberes a menudo sobrepasan a sus hijos y hasta a ellos, que tienen que desempeñar las funciones de padres y maestros.

Continúa leyendo