Viral

Pierde todos sus juguetes en un incendio y sus compañeros le preparan una conmovedora sorpresa

Vivir la experiencia de un incendio en casa ya es lo suficientemente duro para cualquiera. Pero, si además tienes nueve años y pierdes todos tus juguetes, puede ser algo especialmente traumático

El 21 de septiembre será un día que ni Daniel Hunt, ni su familia van a olvidar nunca. Su casa se incendió y perdieron la mayoría de sus pertenencias. Y, aunque ninguno sufrió ningún daño personal, no tuvo que ser nada fácil para el pequeño ver que de un momento a otro todos sus juguetes habían desaparecido.

Cuando sus compañeros de clase se enteraron de lo que había ocurrido, quisieron tener un bonito detalle con él. Y es que, según afirmaba el director de la escuela Philadelphia Elementary School al medio ABC News, Daniel es uno de los niños más positivos y felices que ha conocido. Razón por la que ninguno quiso quedarse de brazos cruzados y por la que surgió una magnífica idea.

Sin duda, la generosidad estuvo más presente que nunca entre las paredes de esta escuela de Filadelfia… A lo largo de varios días, profesores y compañeros de Daniel se dedicaron a recolectar dinero, sin que se enterase, para poder reemplazar todos los juguetes que desgraciadamente había perdido.

Además, no solo quisieron guardar este bonito secreto, sino que durante la semana que duró la colecta, se encargaron de hacerle sonreír y no dejarlo solo en ningún momento. Un acto que nos muestra que la amabilidad no debe olvidarse. Y por eso, la escuela quiso compartir esta preciosa historia en su página de Facebook.

Pero lo mejor de todo fue la reacción de Daniel. Después de enviarle a por un recado, los profesores y los niños llenaron las mesas con todos los juguetes. Cuando entró en la clase, le recibieron gritando “sorpresa”, dejándolo completamente sin palabras.

Y, aunque lo más lógico hubiera sido abalanzarse hacia los regalos, lo primero que hizo Daniel fue pedir a sus compañeros que corrieran todos juntos a abrazarlo. Una forma de actuar que hizo que, tanto adultos como niños, acabaran con lágrimas en los ojos.

Seguramente, lo traumático de esta vivencia acompañará al pequeño toda la vida, pero también será un motivo para acordarse de saber buscar la cara positiva de las cosas.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo