Embarazo y tareas domésticas

Políticos japoneses ‘embarazados’ para concienciar a los hombres con las tareas domésticas

Esta creativa campaña nacida en Japón, en la que se implicaron varios gobernadores, nos ayuda a ponernos en el lugar de las mujeres embarazadas que, aun viendo su peso y su volumen aumentados lógicamente por su embarazo, deben continuar realizando las tareas de la casa.

Bien es cierto que los hombres pueden comprender que para las mujeres vivir un embarazo tiene algo de dificultad. Y no, no porque a partir de ese momento tengan que lidiar con nuevas complicaciones cada día o porque su circunstancia se asemeje a una enfermedad. Nada de eso. Lo que no es fácil en muchas ocasiones es entender realmente lo que supone. Y en especial cuando se trata de seguir con las rutinas físicas y aquellas que tienen que ver con el cuidado del hogar

Las tareas domésticas deben ser compartidas tanto por unos como por otros, pero en algunos países como Japón, este tipo de quehaceres suelen ser llevados a cabo en mayor medida por las mujeres de la casa

Con el objetivo de animar a los hombres a participar en estas ocupaciones, varios políticos japoneses se comprometieron hace unos años con una curiosa campaña de la que podemos ver un video que resume muy bien su intención.  Y es que, si ya de por sí es conveniente la ayuda de ambas partes, cuando tienes una barriga que aumenta tu volumen y tu peso, seguramente se agradezca aún más que te echen una mano. 

La campaña de la que hablamos fue organizada por el consejo de estrategia de la región de Kyushu, en el sureste del país nipón. En ella se implicaron varios gobernadores de las distintas prefecturas que decidieron vestirse con una especie de chaleco de unos 7,3 kilos de peso, para así recrear el aspecto de una mujer embarazada

En la grabación podemos ver cómo llevan puesto el peculiar traje, mientras realizan tareas de lo más cotidianas: suben escaleras, llevan la compra, van en autobús, tienden la ropa e, incluso, uno de ellos se pone los calcetines con un poco de inconveniente.  

La iniciativa, de nombre El gobernador es una mujer embarazada, nació con el fin de incitar a los hombres a compartir las tareas del hogar con sus parejas de forma más equitativa. Y es que, según datos de un estudio realizado en 2014 por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los hombres japoneses se ocupan de las tareas domésticas una hora al día, frente a las cinco que dedican las mujeres a las mismas labores. 

"Veo qué difícil es llevar a un niño (en el vientre) y realizar las tareas domésticas", así aseguraba Shunji Kono, gobernador de Miyazaki, de 52 años. "Creo que tengo que ser mucho más amable", añadía también este padre de tres niños.

La verdad es que el resultado de esta campaña también ayuda a “ponerse en los zapatos” de las mujeres que, estando embarazadas, están pasando por muchos cambios en todos los ámbitos de su vida. Por suerte, vivimos en una época en la que queda más que claro que tareas como cocinar, planchar, limpiar y cuidar de los niños son labores que deben hacerse tanto por hombres como por mujeres, y no solo cuando venga un nuevo miembro de la familia al mundo

Continúa leyendo