Videojuegos

'Prohibidme jugar a los videojuegos': un niño de ocho años reconoce su 'adicción' a Fortnite y pide ayuda a sus padres

Los videojuegos consumen gran parte del tiempo de los niños y niñas. Esta es la historia de un niño de ocho años que se ha dado cuenta de esto y para que no siga ocurriendo recurre a sus padres, en un grito de auxilio, "mami o papi debéis prohibirme los videojuegos porque es lo mejor para mi".

hermanos jugando a videojuegos
Fuente: Depositphoto

No cabe duda de que los videojuegos son el gran entretenimiento del siglo XXI. Hoy en día, los niños nacen con un chupete en una mano y un joystick en la otra. Muchas veces sorprende lo pequeños que son cuando se pasan el nivel 5 de Mario Bros, tallan una casa de hormigón en Minecraft o ganan un partido al Real Madrid del FIFA.

El confinamiento que nos ha acompañado hasta finales de marzo ha sido la excusa perfecta para no soltar la videoconsola. De hecho, el tiempo de uso de los aparatos electrónicos ha aumentado estrepitosamente e incluso ellos mismos se han dado cuenta. Muchos niños reconocen por que están pasando demasiado tiempo conectados y que encerrados en casa, dependen aún más de la tecnología. "Fortnite consume todo mi tiempo", reconoce el niño de ocho años protagonista de esta historia.

carta de Arnau
Fuente: @wokyguix

Pedir ayuda es un acto de valentía y de madurez: así lo ha demostrado Arnau en una carta a sus padres que dice lo siguiente:

"Echo de menos aquel tiempo en que iba a clase para tener tiempo para todo, cuando era yo mismo, no el de ahora, que me la paso todo el día con el Fortnite en mi corazón. Sé que me merezco que me prohíba los videojuegos pero mi cerebro dice que necesito jugar videojuegos. Mami o papi debéis prohibirme los videojuegos porque es lo mejor para mí".

La mamá de Arnau, Victoria Guix, ha decidido compartir con los usuarios de Twitter la carta acompañada del siguiente mensaje por si sirve de ayuda para otros niños y padres que estén pasando por la misma situación:

"Necesito ayuda. Quizás no debería hacer este tuit público por respeto a mi hijo, pero a la vez pienso que puede servir para muchos otros. Mi hijo, excelente estudiante y deportista, tiene 8 años y hoy me ha escrito esto. Es tan maduro y tan doloroso leer esto".

Añade la madre en la red social "que él reconozca este problema me hace pensar en todo lo que viene psicológicamente para los niños después de esta pandemia, porque no todos tenemos jardín, balcón ni piscinas".

Esta historia no pasa desapercibida para nadie porque son muchos los padres que se identifican con lo ocurrido. Entre el teletrabajo y el cese de la vida social, los aparatos electrónicos se han apropiado del tiempo de los niños y niñas.

Por esta razón, un aluvión de comentarios ha invadido la publicación de Victoria. Aunque muchos de ellos eran mensajes de ánimo, y otros que se reconocen en sus palabras, también hay quién le recrimina que no haya estado más encima de su hijo y que le haya permitido jugar tantas horas para llegar a este punto. Esto último ha provocado que la cuenta de Twitter de la madre de Arnau desapareciera.

No es fácil tratar la adicción a las tecnologías y menos en estos momentos. Es muy importante que como padres y madres, encontremos un equilibrio entre la vida digital y la que viven fuera de las pantallas, para lograrlo los huecos para hacer planes familiares son fundamentales.

Foto Carla

Carla SMG

Soy periodista y algún día también seré escritora. Me gusta jugar con las palabras para crear mundos y derribar muros, para contar historias, informar, concienciar, emocionar e inspirar. Vivo de atardeceres líquidos, escapadas al monte y recuerdos en hojas de papel.

Continúa leyendo