Noticia viral

¿Realmente la cesárea es el parto fácil?

Una bloguera dedicada a la maternidad pretende callar a todas las personas que piensan que la cesárea es el parto fácil y que la mujer sufre menos.

Cesárea

Una madre se ha propuesto demostrar a todo el mundo que, lejos de lo que pensamos habitualmente, la cesárea no significa un parto fácil ni significa que seamos menos madres si nuestros hijos no llegan al mundo vía vaginal. Todo el mundo tiene que desengañarse: una cesárea es igual de dura que cualquier otro tipo de parto.

Olivia White es una bloguera australiana dedicada al mundo de la maternidad que recientemente ha parido a su bebé a través de una cesárea. Ha decidido compartir en Instagram una imagen en la que podemos observarla a ella, todavía con la bata y la vía del hospital, con su herida de la cesárea llena de puntos. Junto a la fotografía ha escrito una reflexión bastante dura y sincera sobre este tipo de parto: para ella la cesárea no es el camino fácil.

En la misma explica cómo el dolor aparece en el momento en el que se acaba el efecto de la anestesia. Un dolor que no desaparecerá hasta pasadas unas semanas. Además, admite que todo se vuelve más complicado (sí, incluso ir al baño) y que hay que dejar de usar la ropa habitual durante un largo periodo de tiempo, ya que la sensación de llevar algo entre el vientre y la pelvis es muy desagradable.

Por supuesto, como toda madre que se precie, agradece enormemente que exista esta técnica ya que, de no ser así, sus hijos no podrían estar disfrutando con ella en todo momento. Desde Ser Padres revindicamos la cicatriz de la cesárea como la más bonita que puede tener una mujer a lo largo de su vida: la cicatriz que demuestra que una persona ha llegado al mundo gracias a ti. Esa persona que se convertirá en el centro de tu mundo.

Look I know it might not be my best angle (or is it?) 😂 but who wouldn't take selfies hours post birth so they can see where they sliced you open and yanked out a whole person 🙋🏼 (if you couldn't tell I still couldn't see past my still inflated uterus) 🙈 This is what you really look like a few hours post c-section 🗡 To anyone who thinks it's the easy way out, we'll try having a 6 inch gash in your abdomen like a gutted shark 🦈 who had the body parts of the surfer 🏄🏼 it ate retrieved! That's then sewn back together with fishing wire while it feels like your vital organs are trying to escape! I mean sure, everything is 🌈 and 🍭 till the spinal wears off! After that it's like you've been hit by a bus 🚌 which then backed over you just to make sure it didn't miss you the first time! If you don't time the Endone exactly before the previous lot wore off then you will most certainly know you are alive (while wishing you were dead) ☠️ and worst of all you'll feel as if you'll spend your entire life wearing nanna 👵 knickers up around your waist because the thought of anything settling in the canyon between your gut and pubic region is the stuff nightmares are made of 👻🙅🏼 Anyone who's ever had c section knows that you'll forever be dependant on your friends Nancy, Dr 90210 and Spanx because you cannot for the life of you get rise of the ditch that is left by the scar 🙄 But for all the skin tight Kookai dresses I bought while pregnant 🤰🏼 that now make me look like I have a Kangaroo pouch - I wouldn't change it! Because if it wasn't for the ability to deliver my babies 👶🏼 this way they might not be here today 🙌🏻 plus I recon getting cut from A to B sounds way worse 😷🤕

Una publicación compartida de ✖️ OLIVIA WHITE ✖️ (@houseofwhite_) el

“Mirad. Sé que no es mi mejor ángulo (¿o sí?) Pero, ¿quién no se sacaría un selfie horas después de haber dado a luz para poder ver por dónde te cortaron para conseguir que saliese por ahí una persona completa? (si no fuera a través de este método, no podría verme, ya que mi útero sigue hinchado) Así es como realmente luces horas después de tener una cesárea.

A cualquiera que piense que es el parto fácil, le digo que intenten tener una herida de 6 pulgadas en su abdomen como un tiburón desviscerado que tenía dentro las partes del cuerpo de un surfista. Luego se vuelve a coser con hilo de pescar mientras sientes que tus órganos se van a salir. ¡Claro, todo es arcoíris y caramelos hasta que se pasa la anestesia! Después de esto, te sientes como si un autobús te hubiera atropellado y hubiera dado marcha atrás para asegurarse de que no había fallado la primera vez.

Lo peor, es que sentirás que deberás llevar ropa de abuela que tapen la cintura porque la idea de ponerse algo entre la barriga y la zona pélvica es bastante desagradable.

Todo el mundo que haya tenido una herida sabrá que dependerá de sus amigos porque no puedes hacer vida normal hasta que sana la cicatriz. Pero, aunque todos los vestidos que compré durante el embarazo me hagan sentir que tengo una bolsa de canguro, no lo cambiaría por nada. Porque si no fuera porque he dado a luz a través de esta técnica a mis bebés, no estarían hoy aquí. ”

CONTINÚA LEYENDO