Famosas

Sara Sálamo muestra la realidad de las rabietas de los niños en plena celebración del triunfo del Real Madrid

La actriz canaria ha compartido la curiosa anécdota que vivió en plena celebración del título cosechado por el equipo donde juega su pareja y padre de sus dos hijos, Isco Alarcón.

El primer equipo masculino del Real Madrid celebró el pasado sábado el campeonato liguero número 35 de su historia. Lo hizo recorriendo el paseo de la Castellano, desde el estadio Santiago Bernabéu hasta La Cibeles, en autobús descapotable. Pero antes de ese momento, también festejó con el público que disfrutó de la goleada de su equipo al Espanyol por 4-0.

Aprovechando el buen día que hizo en Madrid, los jugadores disfrutaron sobre el césped largo y tendido del éxito cosechado. Tanto tiempo se tomaron que, como suele ocurrir en estos casos, sus respectivas familias pudieron acompañarles en la celebración sobre el campo de fútbol, que se convirtió por un ratito en una especie de enorme parque infantil, como esas praderas verdes de las ciudades frente a los coles que se llenan de peques después de clase cuando no llueve estas semanas.

Entre los niños y niñas que saltaron a festejar y jugar con sus padres en el Santiago Bernabéu el pasado sábado se encontraban Theo y Piero, los dos niños en común que tienen la actriz Sara Sálamo y el futbolista Isco Alarcón. 

Nacidos en años consecutivos, 2019 el mayor y finales de 2020 el pequeño, los dos hijos de la pareja —Isco tiene un tercero, más mayor— bajaron al césped del Bernabéu a la conclusión de un partido en el que su padre jugó media hora aproximadamente. Lo hicieron junto a su madre, que seguramente se imaginó que el momento que iba a vivir en familia sería diferente a lo que ocurrió. 

Tal y como la propia actriz canaria ha confesado en su perfil de Instagram, la etapa conocida como "los terribles dos" o la “a(dos)lescencia” hizo acto de presencia como suele hacerlo: en momentos que a priori estaban reservados para las risas, besos y abrazos, no para el llanto y las rabietas. Pero así es esta etapa en los peques de la edad de Theo, que están aprendiendo a gestionar sus emociones y contextos poco habituales para ellos, como lo era seguramente para él la inmensidad del Bernabéu desde el césped.

“Cuando vas a ver a papá al trabajo y la “a(dos)lescencia” aparece… Con sus rabietas pertinentes, sus caídas y su intensidad…”, escribió Sara Sálamo junto a unas fotos tomadas con espontaneidad y naturalidad, sin que ella lo supiera, en la que se la ve consolando a su pequeño con abrazos y palabras, agachada a su altura, tal y como recomiendan los expertos en psicología infantil. “Acaban de etiquetarme en estas fotos y me han parecido tan tiernas y reales que me apetece postearlas para la posteridad”, añadió la artista canaria. 

Normalizando la etapa de la a(dos)lescencia

Como no podía ser de otro modo, su muro de Instagram se llenó de mensajes tiernos, bonitos y empatices (alguno negativo también porque ella en las redes debe lidiar a menudo con los ‘haters’ de turno). Muchas mujeres que han pasado por situaciones similares la dejaron unas palabras de aliento. Entre otras, sus compañeras de profesión y madres también, Paula Echevarría y Patry Montero. “Como la vida misma”, le escribió Paula Echevarría. “Tan real tan vida”, apuntó Patry Montero. 

Efectivamente, quien es madre o padre y ya ha vivido los también llamados “Terribles dos”, saben que lo que vivieron Sara Sálamo e Isco en ella celebración del que puede ser su último título como madridista —acaba contrato el próximo 30 de junio con el club blanco—, es algo muchísimo menos excepcional de lo que pueda parecer. Y dado que es incontrolable, lo único que podemos hacer si se desencadena es lo que se ve hacer en las fotos a Sara Sálamo: acompañar al peque con cariño, tener paciencia, comprensión y empatía. Y obviar el entorno en el que estamos ni pensar en lo que podía haber sido y no, valga la redundancia, no ha sido por la rabieta. 

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo