Amor de hermanos

Un año después, muestra orgulloso sus cicatrices el niño que salvó a su hermana del ataque de un perro

Es innegable que el amor entre hermanos a veces es inexplicable, y el caso de estos peques lo demuestra a la perfección: un año después de salvarle la vida, se sigue sintiendo orgulloso.

niño
Fuente: Instagram

Hace un año, un pequeño de seis añitos se hizo viral en todo el mundo por demostrar que la valentía y el amor por su hermanita no le faltaban -ni le faltan- para salvarla del ataque de un perro. A día de hoy, este pequeño héroe muestra orgulloso sus cicatrices.

Se llama Bridger Walker y la imagen que mostró cómo había quedado su carita tras salvar a su hermana pequeña dio la vuelta al mundo. Todo sucedió porque un pastor alemán iba a abalanzarse sobre la pequeña y él, al verlo, se interpuso. Claro que, aunque su hermana se salvó, Bridger quedó bastante herido en la cara y en la cabeza: tuvo que recibir unos 90 puntos de sutura (aquí puedes leer su historia).

No obstante, tras la acción él ya lo afirmó: "Si alguien tenía que morir, pensé que debería ser yo". Y ahora, un año después, este valiente peque se reafirma en sus palabras, porque además de no arrepentirse de nada, se siente de lo más orgulloso.

De hecho, sus padres le preguntaron si quería que sus cicatrices desapareciesen por completo y él les respondió que no quería que desapareciesen del todo porque para él es algo de lo que sentir orgullo. Y no por ser un acto valiente, sino porque lo ve como algo que “hacen los hermanos. Para él es como una forma de acordarse de que su hermana no recibió daños y de que está bien.

Sin embargo, a pesar de que la fortaleza de este niño es innegable, ha tenido que pasar por una recuperación física y emocional nada sencilla. Gracias a que su historia se extendió por las redes y recibió el apoyo de famosos y desconocidos (algo que la familia no esperaba para nada) un dermatólogo de Nueva York, el doctor Dhaval Bhanusali, le ofreció tratarlo de manera gratuita. La familia aceptó la oferta y Bridger se sometió a dos procedimientos con láser.

Y es que, gracias a la intervención del doctor que le “devolvió la sonrisa”, aunque aún se pueda percibir el enrojecimiento de la cicatriz, se ve que ha habido una mejoría enorme en su carita. Esperemos que poco a poco mejore aún más, aunque de lo que estamos seguros es que el amor entre estos hermanitos es más que gigante. Ojalá lo mantengan siempre.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo