Cirujano dibuja personajes Disney

Un cirujano de EEUU dibuja personajes Disney en los apósitos de los niños recién operados

El cirujano pediátrico Robert Parry, hace dibujos animados en los apósitos de los más de 10.000 niños que ha operado, para así animarles y ayudar a su recuperación.

Los hospitales son, para muchos niños, su segundo hogar. Una residencia eventual o duradera que les llena de nervios y de miedos. Por esta razón, el compromiso de los trabajadores del centro hospitalario es fundamental cuando se trata de crear un entorno lo más agradable posible atendiendo a las circunstancias. La misión es que el miedo que sienten la mayoría de niños se abra paso hacia sentimientos más positivos para que, además, ayude en la recuperación.

De la misma manera, una operación quirúrgica es un saco de incertidumbre, angustia e inquietud donde un pequeño gesto puede provocar una gran diferencia.

Esto es lo que consigue el cirujano pediátrico Robert Parry, quien no destaca únicamente por sus cualidades con el bisturí, sino también por sus habilidades artísticas. Comenzó a trabajar para el Hospital Infantil de Akron en el estado de Ohio (EEUU) en 2011, desde entonces, dedica cinco minutos después de cada operación a dibujar al personaje animado que previamente han escogido sus pacientes. Parry logra a través de esta especie de tatuaje que realiza en el apósito que cubre la zona intervenida, un foco de diversión que deja en segundo plano a la cicatriz y que da como resultado el alivio de las tensiones que rodean al quirófano.

Uno de los diez mejores momentos de la década

La asombrosa actividad de Robert Parry ha sido noticia después de que el centro médico donde trabaja le concediera el séptimo puesto en su lista de los 10 mejores momentos de la década.

"Aunque la pluma no sea más poderosa que el bisturí, el cirujano pediátrico Robert Parry siempre se toma un momento para asegurarse de que una cicatriz no sea el único recuerdo duradero del procedimiento quirúrgico de un niño. Les sorprende con un apósito dibujado a mano con un personaje o algo que les gusta personalmente".

Junto a estas palabras, el centro médico publica un emotivo vídeo que muestra cómo pregunta el doctor a sus pacientes por el dibujo con el que quieren amanecer después de la operación. El post se ha compartido más de 100.000 veces e incluye varias imágenes de los dibujos del doctor y de él mismo pintando y explicando de qué manera esa acción ayuda a los niños.

Desde que llegara a Akron, Parry ha realizado más de 10.000 cirugías. Según explica el cirujano pediátrico en la entrevista, cada dibujo le lleva aproximadamente unos cinco minutos.

"Es algo emocionante para todos. Cada dibujo ha sido especial, es divertido para mí y tanto los padres como el niño lo disfrutan. Cada vez que uno de mis pequeños pacientes va a la sala de recuperación, las enfermeras echan un vistazo a ver qué dibujo tiene. Creo que es algo que, simplemente, hace sentir bien a todo el mundo".

Este peculiar artista, no dibuja únicamente a personajes Disney aunque sí son los dibujos más demandados, también traza cualquier símbolo o dibujo que les interese, incluso si son demasiado pequeños como para elegir su diseño. A la bebé Rose, de 11 meses, le dibujó un jardín de rosas haciendo alusión a su nombre. CNN recoge las declaraciones de la madre: "Realmente nos conmovió. El jardín de rosas simboliza nuestra experiencia más amplia con el Dr. Parry y el hospital en general, dando un paso adicional para hacer esos pequeños y pequeños gestos. Muestra cuánto se preocupan y realmente nos levantaron el ánimo."

Esta historia refleja tanto el otro lado de la profesión cuando es también la vocación, como la importancia de los detalles. Muestra que en solo cinco minutos puedes cambiar el estado de ánimo de un niño, provocarle una sonrisa y de esta manera, hacerle más fácil y llevadero un momento complicado en su vida. Y es que, de las muchas cualidades que tendrá Robert Parry, la empatía es la mejor de todas ellas.

Continúa leyendo