Rescate

Un ferry rescata a una niña de 4 años que se había alejado de la costa en un flotador de unicornio

Aunque parezca una escena de terror, es lo que tuvieron que vivir las personas que viajaban en el ferry griego Salaminomachos. Después de ver cómo un flotador se acercaba a ellos, vieron a una niña pequeña con manguitos encima de él y nadie dudó en rescatarla del mar.

Imagina que vas en un ferry y visualizas en el horizonte una especie de embarcación pequeña a la que las corrientes acercan cada vez al barco en el que vas montado. Y, cuando se acerca lo suficiente, te das cuenta de que es una niña en estado de shock agarrada al cuello de un flotador de unicornio.

No es ninguna escena imaginaria: es el episodio que tuvo que vivir la tripulación del Ferry griego Salaminomachos a su paso cercano a la costa de Antirrio, en Grecia. Allí las autoridades habían dado aviso de la desaparición de una menor de cuatro años a quien, aparentemente, las corrientes marinas habían alejado de la costa donde estaba dándose un baño con sus padres. Iba montada en un flotador de unicornio y llevaba unos manguitos.

Y, efectivamente, a los pocos minutos de recibir la señal, el capitán del ferry comenzó a verla y allí mismo se iniciaron las maniobras de rescate; primero para acercarse a la pequeña embarcación, después para lograr socorrer a la pequeña y llevarla de vuelta junto a sus padres. Aunque tenían preparada una cuerda para subirla a la embarcación, la propia corriente dirigió el flotador hasta la rampa del ferry, donde fue recogida por un miembro de la embarcación.

En un flotador y con manguitos

La historia de la pequeña comienza con unas tranquilas vacaciones familiares y un relajante baño en la costa griega de Antirrio. Allí, en un descuido, las corrientes del mar comenzaron a llevarla adentro sin que sus padres pudieran hacer nada por llegar hasta ella.

Ahora, el capitán del ferry que la socorrió ha afirmado que iba montada en un flotador de unicornio y que llevaba los manguitos puestos (tal y como se puede apreciar en los vídeos grabados por los viajeros). “Estaba en estado de shock, estaba bien enganchada al flotador y no se movía, estaba petrificada”, ha aclarado el capitán. Aunque, eso sí, por suerte también estaba ilesa.

A los pocos minutos del rescate el barco atracó en el puerto de Antirrio, donde la pequeña pudo reencontrarse con sus padres, que también estaban en estado de shock tras lo ocurrido.

Una historia con final feliz que podría haber acabado en desastre. Este tipo de sucesos confirman lo que los pediatras y expertos llevan diciendo años: la mejor arma para evitar ahogamientos y accidentes infantiles en el agua es la supervisión constante por parte de un adulto.

Aquí está el vídeo completo del rescate, que no ha tardado en hacerse viral en las redes sociales:

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo