Mascarilla y autismo

Un niño autista no quiso ponerse la mascarilla en el avión y expulsaron a toda su familia

¿Es correcto que las aerolíneas puedan hacer esto? ¿Hasta qué punto es ético? Esta es la denuncia de una madre que se quedó en tierra por la condición de su hijo.

mascarilla
Fuente: Depositphoto

Vivimos tiempos difíciles para todos: el coronavirus ha hecho que tengamos que llevar mascarilla en público y que tengamos que extremar las medidas de higiene. Aunque es duro para todos, lo es aún más para las personas que tienen diferencias mentales y/o físicas, como es el caso del protagonista de esta historia.

Este niño de tres años, con autismo, montó en el avión que le llevaría de vuelta a su casa junto a su madre y su hermana. Sin embargo, el pequeño tiene algo que le hace aun más especial: no soporta que le toquen la cara y, por tanto, no puede ponerse mascarilla. En España entraría dentro del grupo de personas que están exentas de su uso por razones lógicas (o, al menos, según las órdenes del Gobierno Central), pero parece que para las normas de la aerolínea en la que viajaban (Southwest Airlines) la cosa no estaba tan clara.

Y tan poco clara estuvo que la tripulación no dudó un momento en hacer bajar del avión al niño y a toda su familia por su negación a ponerse la mascarilla, a pesar de tener el informe médico que justificaba que no la llevase puesta. Es su madre, Alyssa Sadler, la que ha denunciado la situación en su página de Facebook, donde ha alcanzado ya las 120 reacciones y cientos de comentarios apoyándola. “Cuando te expulsan del vuelo porque tu hijo autista de tres años no usa la mascarilla… parece que estoy atrapada”, afirma.

Y es que, efectivamente, de acuerdo a las palabras de un portavoz de Southwest Airlines a USA TODAY, la familia recibirá un rembolso completo por el vuelo, pero que la política COVID-19 de la aerolínea establece que todos los pasajeros mayores de dos años deben cubrirse la cara mientras viajan. “Comunicamos esta política a todos los clientes en múltiples puntos de contacto a lo largo del viaje”, aclara. Una política que coincide con las de otras compañías de vuelo americanas, que  también han suprimido la excepción de llevar mascarilla.

¿Qué pasa en España?

En España, la política COVID-19 de AENA, común a casi todas las compañías, tampoco hace excepciones en el uso de la mascarilla. De esta manera, no existe justificación médica que implique que alguien se la pueda quitar. Además, especifican que habrá que llevar alguna de repuesto porque conviene renovarla cada cuatro horas de uso. “La orden del Ministerio de Transporte establece la obligatoriedad del uso de mascarillas que cubran nariz y boca a todos los pasajeros durante el embarque y el vuelo”, afirma su política.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo