Historias emocionantes

Un niño de 10 años salva la vida de su hermano gracias a una película

2 minutos

Su hermanito tropezó cayendo a la piscina y no dudó un momento en aplicar todo lo que había aprendido viendo cine.

También te puede interesar: Miles de personas ven cómo un niño se ahoga y nadie hace nada
Un niño de 10 años salva la vida de su hermano gracias a una película

De sobra es sabido la capacidad que tienen los niños para retener en sus retinas y en su memoria cualquier cosa que vean a su alrededor. Aunque a priori esta histroai pueda parecer de ciencia ficción, es tan real como la vida misma.

Jacob O’Connor tiene diez años y es el mayor de tres hermanos.  Gavin tiene ocho años y el pequeño Dylan dos. Y es este último el protagonista de una historia que tuvo un final feliz gracias a su hermano mayor.

Los tres estaban jugando en casa de su abuela, en Estados Unidos, cuando Jacob se dio cuenta de que Dylan había abierto la puerta de casa y había salido al jardín. Tuvo la mala suerte de caer a la piscina y cuando su hermano quiso acudir ya llevaba flotando inconsciente y bocabajo cerca de un minuto.

Lejos de que esta historia acabase mal, el pequeño Jacob le practicó la maniobra del boca-boca gracias a la cual su hermano pudo salvarse. Cuando comprobó que empezaba a toser, fue corriendo a llamar a su abuela, ya que vio que no estaba bien del todo. Lo sorprendente es cómo aprendió el pequeño a hacer esta maniobra: viendo la película San Andrés. Según ha comentado a la televisión WXYZ Detroit, esto es lo primero que hacen en todas las películas. “Tratan de salvar la vida de alguien primero y si no funciona corren a llamar a alguien”.

El pequeño Dylan fue trasladado al hospital y dado de alta unos días después sin daños aparentes.

El protagonista de la película San Andrés, Dwayne Johnson, se ha hecho eco de la noticia en su cuenta de Instagram. Parece haberle sorprendido que el pequeño Jacob aprendiese a hacer el boca-boca en la película que protagoniza.

"Esta historia me ha encogido el corazón. Jacob O’Connor tiene diez años y encontró a su hermano pequeño de dos años, Dylan, boca bajo en su piscina. Sacó a su hermano pequeño y le hizo la RCP y las comprensiones torácicas. Salvó la vida de Dylan. Jacob ha dicho que aprendió a hacer esto viéndome en su película favorita: San Andrea. Estoy tan asombrado e impresionado por la heroica acción de este pequeño y su tranquilidad en medio de esta emergencia. Necesito estrechar la mano del pequeño Jacob…"

Etiquetas: 10 años, 2 años, hermanos, redes sociales

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS