Pequeño golfista

Un niño de 8 años logra un “hoyo en uno” jugando al golf

Se llama Diego Gross, tiene solo 6 años y ha conseguido un increíble golpe para su edad: ha hecho un hoyo en uno a 60 metros de distancia. Desde luego que además de ser su afición preferida, también es un pasatiempo que se le da muy bien. Su padre grabó el momento y su emoción por ver el resultado no puede ser más real y emocionante.

Con tan solo 6 añitos, este jovencísimo golfista ya puede presumir de haber hecho un hoyo en uno a 60 metros de distancia. Y es que, acertar en el objetivo con un solo golpe y situado a tantos metros será un logro que recuerde siempre.

 

El protagonista es Diego Gross, un pequeño procedente de Málaga cuya afición favorita es el golf. Afición que, como podemos apreciar bien, no se le da nada mal.

Tal y como cuentan desde el campo de golf Miguel Ángel Jiménez Academy en Torremolinos, lo habitual es que un niño como él no llegue a darle bien a la bola o que, aun haciéndolo, no alcance más de 20 o 30 metros a lo sumo. No obstante, así lo ha hecho Diego y de ahí que haya sido un golpe increíble para él.

De hecho, seguramente recordará con cariño tal lugar, aunque para casualidades está la vida, pues no se trata de su campo habitual, estaba allí por la invitación de un amigo. Realmente, este pequeño golfista entrena en el Real Guadalhorce Club de Golf y lo hace unas dos veces entresemana más alguna que otra más durante el fin de semana.

Y es que, su gusto por este deporte viene de familia, pues no es el único al que le encanta. Eso sí, él ya puede decir que para su edad ha visto reflejado su esfuerzo y para prueba su golpe.

El padre de Diego dice que su hijo no tiene “un don”, pero que ciertamente es bueno y además se lo pasa muy bien. No obstante, también intenta encontrar sentido a la buena jugada, pues piensa que, a pesar de tener 6 años, el niño tiene una buena complexión, tiene un cuerpo como si tuviese 8. Y claro, al llevarlo en los genes (su padre mide 2 metros) puede que tenga más fuerza y así fuera capaz de llevar la bola a tanta distancia.

Claro que, eso no quita que a él le encante, practique con frecuencia, se esfuerce y disfrute. Y aunque muchos lo hayan comparado al famoso deportista Jon Rahm, su padre solo atiende a decir que lo más importante es que a su hijo le guste y se divierta practicando tal deporte.

Pero no hace falta más que ver su cara en el vídeo de la jugada que su padre grabó para darse cuenta de que sin lugar a dudas lo pasa más que bien. Su reacción lo dice todo.

Continúa leyendo