Reto viral

Un padre convierte su casa en un rocódromo para su hijo ¡Copia la idea!

Matt Heason instaló cuerdas, barras para agarrase y todo tipo de elementos necesarios para que toda la casa fuera una especie de rocódromo por el que pudiera escalar su pequeño siguiendo un reto viral. ¡Fantástica idea!

¿Qué se puede hacer con una casa de tres pisos con jardín? ¡Un circuito de escalada! Eso es lo que pensó Matt Heason, un padre británico de 48 años, cuando todo el planeta vivía el confinamiento en 2020. Y es que durante esos meses muchas personas buscaban cualquier excusa para entretenerse y pasar el tiempo.

Los niños han pasado tiempo no solo estudiando, también han desconectado durante el confinamiento y han intentado conectar haciendo cosas distintas como, por ejemplo, dibujar, cantar, pintar o en el caso de Dylan hacer el reto que le propuso su padre: el juego del 'suelo es lava'. Un divertido reto en el que hay que pasar por diversos obstáculos intentando no tocar el suelo.

Matt Heason instaló cuerdas, barras para agarrase y todo tipo de elementos necesarios para que toda la casa fuera una especie de rocódromo por el que escalar. Dylan, de 12 años, tenía que trepar pasando por la mesa de la cocina hasta la cama situada en el ático, y todo sin tocar el suelo. "La última vez que lo hicimos fue en febrero, lo hemos hecho tres veces. La primera fue en casa de mis padres en 2017, y luego decidimos hacerlo en nuestra propia casa durante el primer confinamiento", reconoce Matt al periódico 'The Mirror'.

¿Cómo era el circuito?

Matt Heason explicó que en casa de sus padres el esfuerzo no fue grande para hacer el circuito: "No tuvimos que hacer mucho, en la casa de mis padres tuvimos que atornillar agarres en el techo y cortar un agujero en el techo para colgar una cuerda hacia abajo, todo para que pudiera subir".

En cambio, en su casa, Dylan duerme en el ático así que habían pensado en hacer el circuito desde su dormitorio hasta el jardín porque ese día iban a desayunar ahí. "Bajó dos tramos más de escaleras así, luego cuando estaba fuera pudo trepar por la mampostería y por una pared, luego bajó por la pared hasta una estructura de escalada y hasta el techo del cobertizo que era el punto final. Luego lo invertimos, y en este caso tuvo que llegar desde la mesa del comedor hasta su dormitorio", contó Matt sobre el divertido recorrido que tuvo que hacer su hijo

Y todo ello porque durante el confinamiento tanto Dylan como su hermano no pudieron ir al rocódromo y la mejor idea que le ocurrió a su padre es traerlo a casa con este original 'el suelo es lava'.

Continúa leyendo