Un juego contra el terror

Un padre sirio hace creer a su hija que las bombas son un juego para evitar que tenga miedo

La crueldad de la guerra y sus consecuencias son difíciles de explicar con palabras. Una infancia marcada por el miedo, esa es la realidad que viven muchos niños en Siria. Un padre ha inventado un juego para que su hija no se asuste al oír las bombas y se ría. El vídeo se ha hecho viral como denuncia de la situación de la infancia en las zonas de guerra.

niña y padre risa
Fotograma vídeo

Una risa que enmascara el terror y el miedo al que día a día se enfrentan multitud de familias y de niños en las zonas de guerra. Un vídeo en el que un padre sirio y su hija juegan a adivinar si lo que se oye es un avión o una bomba y a reírse cuando se oye estallar la bomba se ha hecho viral: el objetivo del "juego" que ha inventado el padre no es otro que evitar que su pequeña viva aterrorizada ante los constantes bombardeos. Una escena digna de la popular película La Vida es Bella con un componente común: el esfuerzo de un padre por evitar, en este caso a su hija, las traumáticas consecuencias psicológicas de vivir en guerra.

Cada vez que escucha una bomba, esta niña de cuatro años se ríe. Eso es lo que ha conseguido su padre, que ha inventado un juego para simular que los bombardeos son de mentira y que no debe tener miedo. Una risa que muestra una cruel y cruda realidad: miles de niños pasan su infancia en guerra, conviviendo con las bombas como parte de su cotidianidad. 

La grabación, que se ha hecho viral, es de Abdullah, un padre sirio que tuvo que huir junto a su familia desde Sarakib a Sarmada huyendo de los bombardeos del régimen sirio y sus aliados. Abdullah ha inventado el juego "¿Avión o bomba?" y ha logrado con él que la pequeña Salwa no se asuste de las detonaciones, convenciéndola de que los ruidos proceden de pistolas de juguete y que cuando suene uno de ellos se pueden reír. Ideó este juego después de que una bomba cayera cerca de su casa y la niña sufriera una crisis nerviosa. 

En el vídeo el padre le pregunta a la pequeña: "¿Es un avión o es una bomba?" y la pequeña responde jugando "¡Bomba, vamos a reír cuando caiga la bomba!". Cuando se oye la explosión la niña reacciona con una carcajada nerviosa y su padre le pregunta: "¿Te hace gracia, verdad?" y la pequeña responde "¡Sí, es divertido".  Un juego desesperado al que este padre recurre para proteger a su hija.

El vídeo ha sido publicado en Twitter por el reportero para el Middle East Eye, Ragip Soylu junto con una entrevista que el padre de la niña concedió a The Independent.

"Los niños tienen traumas psicológicos debido a los bombardeos constantes. Busqué una forma de hacer de estos bombardeos una razón para la felicidad", ha explicado Abdullah en declaraciones al medio The Independent. "Dije a los críos que el sonido de los bombardeos procede de pistolas de juguete. Y no es algo aterrador, sino divertido. Ella cree que los bombardeos son de pistolas de juguete".

La ONU denunció a principios de esta semana que el conflicto en Siria ha llegado “a un nivel horrible” y ha provocado la huida de 900.000 personas desde diciembre de 2019, asegurando además que la mayor parte de personas que componen esa cifra son mujeres y niños.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo