Historias de superación

Una madre dona su leche materna tras la muerte de su bebé para ayudar a otros lactantes

Hay personas que, cuando la vida les golpea con todas sus fuerzas, sacan lo mejor de sí mismas y piensan en los demás. Un claro ejemplo es la historia de esta madre estadounidense que decidió donar su leche materna tras perder a su bebé.

Esta es una de esas historias en la que hay belleza y tristeza a la vez, una de esas en las que el nudo en la garganta acompaña en cada línea. Britt Kolb es una mamá estadounidense que recibió la noticia de se segundo embarazo con toda la alegría del mundo. Sin embargo, en la semana 18, una ecografía trajo consigo una fatal noticia: el bebé sufría una hernia diafragmática congénita, sería necesaria cirugía después del nacimiento del bebé, una larga estancia en la UCI y las posibilidades de supervivencia se reducían al 50%.

Britt y su marido decidieron continuar con el embarazo y tratar de ser fuertes y optimistas, tenían que luchar por su hijo.
El 16 de abril nació el pequeño Elias Drew, fue intubado e ingresado en la UCI, pero lamentablemente los peores pronósticos se cumplieron y el bebé no pudo salir adelante.

Decidió donar su leche materna

Elias estuvo ingresado durante 21 días y durante ese tiempo Britt estuvo extrayéndose leche y guardándola, esperando al día en el que su hijo pudiera tomarla. Sin embargo, eso no pudo ser así, y tras producirse el fatal desenlace, su cuerpo seguía produciendo leche materna y con todo el dolor del mundo preguntó a una asesora de lactancia cómo podía detenerlo. La experta le sugirió que algunas mamás que habían pasado por lo mismo que ella, habían decidido seguir extrayéndose la leche y donarla para que otros recién nacidos prematuros pudieran sobrevivir: “Me dijo que algunas mujeres optan por seguir extrayendo leche y donarla en honor a su bebé. Me explicó que la leche materna donada puede salvar las vidas de muchos bebés prematuros y enfermos en la UCI que, por muchas razones diferentes, no pueden obtenerla de sus propias madres”, explica Britt Kolb en el blog Love what matters en el que ha querido compartir su historia. Cuando conoció esta alternativa no se lo pensó y decidió que eso sería lo que haría.

"Estaba destrozada por el dolor, pero también orgullosa de que la presencia de mi hijo en esta tierra ayudara a salvar las vidas de otros bebés frágiles como él. La vida de Elias fue demasiado corta, pero su impacto es mucho más grande de lo que jamás imaginé ", comenta Britt.

Más de diecisiete litros de leche

Más de 17 litros de leche materna, esa fue la cantidad total que Britt donó y quiso compartir la noticia con sus seguidores, amigos y familiares en su perfil de Instagram, ya que cuenta que sin la ayuda de muchos de ellos, esto no habría sido posible, ya que algunos habían ofrecido sus neveras para ayudar a almacenar la leche. No fue, desde luego, una decisión fácil y el proceso, como ella misma cuenta, ha sido muy duro, pero “solo por tener la oportunidad de que algo positivo saliera de su muerte, lo haría todo de nuevo”, asegura.

Una historia de fuerza, superación, lucha y amor, sobre todo amor y entrega. Una entrega que esta valiente mamá ha hecho desde el corazón ante la que solo se puede decir GRACIAS.

También te puede interesar:

Continúa leyendo