Vídeo de la semana

Viral

Una madre pasa 20 horas peinando a su hija para quitarle los 150 juguetes que habían quedado enredados en su pelo

¿Te gusta peinar a tus hijos? Puede que cuando leas esta noticia y te pongas en el lugar de esta madre, veas esta tarea con otros ojos…¡Las fotos son impactantes!

juguetes pelo
Foto: Facebook Lisa Tschirlig Hoelzle

Nada más y nada menos que 150 fueron los juguetes que la pequeña Abigail, con la ayuda de su hermano gemelo Noah, enganchó en su cabello. En realidad, todo apunta a que fue el pequeño el que tuvo la idea y para gastar una broma a su hermana decidieron empezar ese juego… No se trataba de unos juguetes cualquiera, eran Bunchems, unas pelotas de goma llenas de ganchitos parecidos al velcro que tienen la finalidad de engancharse entre sí para poder construir cosas, claro está, su objetivo no es engancharlas al pelo…

Lisa Hoelzle, la madre de Abigail, cuenta en su perfil de Facebook que se encontraba haciendo tareas de casa cuando su hijo Noah, que debió ver que la cosa se les había ido de las manos, acudió a ella para decirle que su hermana “tenía algo atascado en el pelo” y vaya que si lo tenía… La mamá reconoce que en ese momento sintió "casi una experiencia extracorporal" de la impresión...

Los niños, que habían intentado quitar ellos mismos los juguetes, habían empeorado aún más los enredos y el panorama pintaba bastante desesperante. La madre empezó a quitar algunos de los juguetes, pero solo consiguió desenganchar unos pocos antes de que se hiciera de noche y la niña ya no pudiera aguantar despierta, por lo que al día siguiente, nada más levantarse, empezaron con la odisea de tratar de quitar todas las bolas de goma enganchadas en el cabello.

Un total de 20 horas hicieron falta para que Lisa lograra quitar todos los juguetes enredados del pelo de su hija, seguidas de otra hora más en la bañera con acondicionador intentando peinar el cabello y quitar nudos.

“Hubo muchas lágrimas mías –admitió Lisa- y también de Noah, que se sentía muy mal por la broma que le había gastado a su hermana. Abigail nos consoló a los dos”. Además, asegura que la pequeña tuvo muchísima paciencia y ánimo para aguantar los tirones y las horas de peinado. 

No es el único caso

Lisa también advierte en su cuenta de Facebook de que el caso de su hija no es el único: “basta con hacer una búsqueda en Google poniendo Bunchems y cabello enredado para ver una tonelada de publicaciones de niños a los que esto también les ha sucedido. Increíble que puedan estar en el mercado solo con una pequeña etiqueta de advertencia que afirma que pueden quedar atrapados en el pelo”, reflexiona la mujer.

Lo cierto es que si hacemos la búsqueda, aparecen incluso tutoriales de cómo desenredar estos juguetes del pelo de los niños.

Hay una cosa que está clara: desde luego estos hermanos se lo pensarán dos veces antes de volver a jugar de este modo o a gastarse una broma similar…

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo