Desaparición de una niña

Una niña de tres años está desaparecida después de que su padre le castigase

1 minuto

La pequeña Sherin Mathews fue castigada por su padre tras negarse a beberse un vaso de leche.

También te puede interesar: El castigo y sus alternativas
Una niña de tres años está desaparecida después de que su padre le castigase

La policía de Texas (Estados Unidos) busca desde el sábado a Sherin Mathews, una pequeña de tres años de edad que desapareció de madrugada después de que su padre le castigase por no beberse el vaso de leche que le estaba imponiendo. 

Tal y como cuentan los periódicos locales, el padre obligó a la pequeña a permanecer al lado de un árbol a 30 metros de distancia del hogar familiar. Los hechos ocurrieron a las tres y cuarto de la madrugada y cuando el padre acudió a por ella quince minutos después, la niña ya no estaba allí. Después de cinco horas de espera para que apareciese, el padre decidió ir a la policía a denunciar la desaparición.

Ahora los agentes se preguntan por qué el padre tardó tanto tiempo en acudir a denunciar. Trabajan intentando averiguar qué pasó entre la desaparición y la denuncia.

El mismo fue detenido la noche de la desaparición por abandonar y poner en riesgo la vida de su hija pero poco después fue puesto en libertad con cargos. La madre, por su parte, no fue acusada ya que se encontraba durmiendo en el momento en el que ocurrieron los hechos.

Sherin es de origen indio y fue adoptada por sus padres actuales hace dos años. De acuerdo a la policía, tiene problemas de desarrollo y su comunicación verbal es muy limitada (cosa que le impide pedir ayuda y socorro).

Recordamos por qué los castigos NO funcionan

La mayoría de los  castigos que se utilizan actualmente (las familias y también las escuelas infantiles y los colegios) son herederos directos de los que nuestros abuelos usaron con nuestros padres y nuestros padres con nosotros, algunos con ligeras variaciones (en vez de ponerse de cara a la pared, ahora se usa la “silla de pensar”), pero todos ellos con un común denominador: hacer sentir mal al niño por lo que ha hecho, con el fin de que aprenda.

Confiamos que la niña aparezca, y que esta historia, sirva de ejemplo de lo que no debemos hacer.

Etiquetas: castigo, cómo educar hijos, educación, niña, redes sociales

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS