Dieta vegetariana

Una niñera da nuggets de pollo a dos niños veganos y la madre le pide dinero por los daños emocionales causados

¿Hasta qué punto es legal descuidar la filosofía de alimentación de cada familia? Una niñera, ajena a la filosofía vegetariana de una familia con la que estaba trabajando, dio de cenar nuggets de pollo a los niños. ¿El resultado? La madre le pide dinero por los daños y amenaza con ponerle una denuncia.

Hace algún tiempo os contamos que la Organización Mundial de la Salud y la AEP alertaban de que las dietas vegetarianas y veganas no eran lo más saludable para niños. Y es que, a juicio de estos profesionales, los pequeños podrían estar carentes de nutrientes esenciales para su desarrollo y, por esa razón, animaban a todas las familias, vegetarianas, veganas o no, a darles de comer absolutamente de todo o, en su defecto, planificar estrictamente la dieta.

Eso sí, también sabemos que hay opciones saludables y completas a nivel nutricional que permiten seguir una dieta de estas características sin ninguna carencia. Aquí entra en juego la filosofía de las familias, a cuyo juicio quedará el seguirla o no.

Esta en concreto de la que hablamos hoy tiene muy interiorizada la dieta vegetariana, inculcada también en sus hijos: un niño de nueve años y una niña de siete. El problema viene cuando los peques tienen que quedarse a cargo de personas ajenas a los padres, como ha sido el caso.

Y es que la niñera de los dos pequeños ha denunciado a través de Reddit el horrible trato que recibió por parte de la madre de los menores cuando llegó de trabajar y vio que estaban cenando nuggets. “Yo no sabía que los niños eran vegetarianos, no les habría carne”, relataba. En su testimonio también deja claro que no es la primera vez que cuida a niños vegetarianos y veganos (lleva trabajando como babysitter dos años): “he cuidado niños vegetarianos antes y me aseguré de respetar su dieta. Es más, ni siquiera comí carne mientras estaba con ellos", argumenta.

Una compensación por daños

Y es que, de acuerdo a las palabras de la cuidadora, fueron los propios niños los que pidieron nuggets para cenar. “Como se portaron muy bien les dije que ellos elegirían la cena y me pidieron nuggets de pollo”. Y ella, ajena a su dieta, se los facilitó.

A quien no le sentó nada bien fue a la madre de los menores que, al llegar de trabajar y ver la escena, se los arrancó de las manos y dijo a la cuidadora que era una persona horrible por permitir que sus hijos comieran cadáveres: “también gritó a sus hijos por comerla”, asegura.

Después de la escena, confiesa que la echó de la casa sin pagarle y le envió un mensaje diciendo que tendría que pagar 300 dólares por cada niño por el daño emocional causado. Además, de acuerdo a 20 Minutos, parece que también amenazó con denunciarla si no pagaba lo que pedía.

Lejos de preocuparse, la joven pidió consejo a su padre y su hermano (ambos abogados) y no pagó la cantidad que pedía la mujer. “Le dije que debería haberme dicho que era vegetariana y me habría asegurado de respetar completamente su elección”, contaba en la publicación que actualmente ha sido eliminada de la red social.

Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo