Una pareja anuncia el sexo de su bebé iluminando el edificio más alto del mundo

Las fiestas 'gender reveal' se están volviendo una tendencia cada vez más extendida. Se trata de celebraciones en las que se reúne a familia y amigos y se les descubre el sexo del bebé que está por nacer. Pero, sin duda, este último caso ha sido el más extremo hasta el momento y no es de extrañar que se haya hecho viral por las redes sociales.

familia anasala
Fuente: YouTube Anasala Family

Una de las últimas modas en lo que respecta al mundo del embarazo y la maternidad son las fiestas de gender reveal o lo que es lo mismo, “fiestas de revelación”. Unas celebraciones en las que por lo general se descubre a los invitados, con algo de secretismo, si el bebé que está en camino será niño o niña.

Mientras algunas personas deciden crear un pequeño evento privado con familia y amigos, otras lo hacen público a través de las redes sociales, especialmente caras conocidas. Algunas de las últimas vistas han sido las de Katy Perry o Gigi Hadid, mamás recientes que han querido revelar el sexo de su bebé ni más ni menos que por medio de un vídeo directo en Instagram.

Pero, aunque ya de por sí estos últimos ejemplos han sido virales en las redes, hace unas semanas pudimos ver cómo se celebró un caso extremo. Posiblemente la gender reveal party más viral y costosa hasta la fecha.

Unos influencers de Dubái han querido informar del esperado dato por todo lo alto, y nunca mejor dicho, pues han organizado una fiesta en la que se ha iluminado específicamente el Burj Khalifa, el edificio actual con más altura del mundo, para anunciar que su futuro bebé será un niño.

Y aunque la familia ha asegurado que no han tenido que pagar nada, según han especulado algunas personas, podrían haber invertido para ello, ni más ni menos que 80.000 euros (unos 95.000 dólares aproximadamente).

 

Los padres protagonistas de los que hablamos son Anas Marwah y Asala Maleh una pareja famosa por su canal de vídeos en YouTube, donde publican su día a día bajo el nombre de Anasala Family.

 

Su objetivo era dar la noticia creando el mayor evento de este tipo y por eso eligieron este singular edificio donde pudieron observar junto a Mila, su hija mayor, un curioso espectáculo de luces y sonido. El altísimo rascacielos de 828 metros de alto se iluminó de color azul y fue en él donde se reveló el mensaje: “It’s a boy!” (en español, ¡Es un niño!).

 

La ceremonia, adorada por algunos, criticada por muchos otros, no hay duda alguna de que ha dado mucho de que hablar. Hablar y también que “ver”, pues el video publicado por la familia ha acumulado casi 27 millones de reproducciones en YouTube.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo