Parto en casa

Este es el emocionante vídeo del parto velado en casa de Verdeliss

Verdeliss ha compartido con todos sus seguidores un vídeo (con todo lujo de detalles) de su parto velado en casa y en una piscina. Todos sus hijos estuvieron presentes.

Estefanía Unzu, más conocida como Verdeliss, dio a luz por séptima vez (recordemos que tiene dos mellizas) hace apenas dos semanas. Su pequeña Deva nació en casa, en un parto velado, algo que ocurre tan solo en un caso de cada 80.000 nacimientos.

Además, nació dentro del agua, ante la atenta mirada de sus papás, sus siete hermanos, dos doulas y su tío, que se encargó de filmarlo todo para las más de un millón 400 mil personas que siguen el día a día de esta familia en redes sociales pudieran ser partícipes del momento.

Ahora, doce días después de que Deva llegase al mundo, sus papás han decidido compartir el vídeo sobre el momento. Un vídeo con todo lujo de detalles que nos acerca aún más a la realidad y al paso a paso del parto en casa. Un parto más especial porque, como decimos, sus siete hermanos estuvieron presentes.

¡Va a nacer, va a nacer, va a nacer!

Si hay algo que impacta del vídeo es la naturalidad y la brutalidad de la naturaleza en el trabajo de parto de la mujer. Verdeliss dio a luz sin epidural, sintiendo en su cuerpo cada una de las contracciones, bajo las palabras de las dos doulas que le acompañaron y que le recordaban que el ritmo le marcaban solo ella y su bebé.

Pero, además de eso, está protagonizado por una vocecita de niña que repite a cada segundo: “Va a nacer, va a nacer”. Era la voz de una de sus hermanas mellizas, que esperaba impaciente el momento.

Dentro de una bañera y velada

La niña llegó al mundo en una piscina hinchable donde su madre soportó el dolor de las contracciones. Después de nacer, su hermana miren, la más pequeña de la familia, entró en la piscina para unirse a su madre y a la recién nacida.

Además, Deva llegó al mundo de manera velada o enmantillada: en este tipo de partos el bebé llega al mundo sumergido en el líquido amniótico y envuelto en la bolsa, a modo de velo. Es muy poco habitual, tan solo se produce en una media de un caso por cada 80.000 partos. Y es que, una de las señales más claras de que el parto ha llegado es la rotura de la bolsa, conocida como ‘romper aguas’, que se produce por la presión de las contracciones. La rotura de la bolsa en este tipo de partos se produce una vez que nace, y no tiene por qué significar ningún peligro para el recién nacido.

En el caso del parto de Verdeliss, algunos de los niños quisieron tocar la bolsa amniótica donde había nacido su hermana.

El este momento el vídeo supera las las 970.000 reproducciones y a continuación podrás verlo entero:

Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo