Empatía

El video de dos niños que demuestran tener más inteligencia emocional que muchos adultos

Es el ejemplo irrefutable de que con trabajo y constancia se puede ayudar mucho a nivel emocional a los niños desde que son bien pequeños.

Hay vídeos virales protagonizados por peques que nos dejan a los adultos en evidencia y al mismo tiempo ponen en valor lo que transmitimos a nuestros hijos e hijas durante la crianza. Es el caso del último de este tipo en hacerse viral hace unos días, un resumen de escenas reales entre dos hermanos muy pequeños en el cual la mayor da un ejemplo tras otro de asertividad, empatía y amor por el pequeño. 

El vídeo te habrá llegado por distintos sitios porque se ha hecho viral tanto en Instagram como en TikTok. En nuestro país, por ejemplo, lo ha difundido ‘Una madre molona’, divulgadora y especialista en disciplina positiva e inteligencia emocional. Tal ha sido el alcance del mismo que la madre de los pequeños tuvo que reivindicar la autoría del mismo. Laura, como se llama la mujer, tiene 4.5 seguidores en TikTok y a partir de escenas que comparte con sus pequeños es cómo ha sido posible disfrutar de este ejemplo de relación que tienen sus pequeños. 

“¿Todavía piensas que no podemos cambiar el mundo? Si validamos sus emociones, si mostramos empatía, cariño; si les hacemos partícipes, si les tenemos en cuenta; si sabemos establecer límites con coherencia y respeto; si llegamos a acuerdos, si aplicamos las normas y las hacemos respetar con firmeza y amor… así actuarán con el resto de las personas con las que se relacionen”, dice Isabel, ‘Una madre molona en las redes’, en la leyenda que acompaña al citado vídeo, todo un ejemplo de cómo sí se puede incidir de manera positiva en los niños desde que son muy pequeños. 

Asertividad y empatía

La relación de los dos hermanos no puede ser más especial. Se dicen las cosas con respeto cuando algo no les gusta, se apoyan cuando uno está triste y se legitiman cuando lo que sienten es rabia en su interior. La hermana mayor ayuda, en base a su experiencia (breve pero intensa) a su hermano pequeño, y lo hace poniéndose primero en la piel de su hermano, haciéndole ver que entiende lo que está sintiendo para después proponerle una alternativa. Llama la atención su madurez para la corta edad que tiene, que no debe superar los 4 añitos. 

La asertividad y la empatía que demuestran en las muchas escenas distintas de las que se compone este vídeo viral implica de manera indiscutible que detrás de ese tipo de reacciones hay mucho trabajo emocional detrás. Seguramente, en la escuela a la que vaya, pero por encima de todo, en casa, en su ambiente de confianza y con los adultos cercanos dando ejemplo. No es solo una maravilla que se comporte de este modo siendo tan pequeña, sino que es una herramienta que en el futuro, en la adolescencia y la vida adulta, solo puede reportarle cosas buenas. 

El vídeo, de verdad, no tiene desperdicio porque es la evidencia de que todo en lo que insisten los docentes y especialistas en educación y psicología infantil. Nadie dijo que fuera fácil, pero es posible criar a peques como los protagonistas del vídeo y conseguir relaciones entre hermanos tan especiales.

Continúa leyendo