La relación de Epi y Blas

Y si Epi y Blas eran pareja, ¿qué?

El guionista de Barrio Sésamo, Mark Saltzman, afirmó hace unos días que Epi y Blas eran pareja y poco después los productores hicieron un comunicado para negarlo categóricamente. ¿Y si fueron ideados como una pareja, qué más da? Reflexionamos sobre el tema.

Hace unos días Mark Saltzman, el guionista de la mítica serie de Barrio Sésamo declaró en una entrevista concedida a la revista 'Queerty' que Epi y Blas eran pareja, o al menos así era como él siempre les había visto y siempre había pensado en ellos como tal a la hora de hacer los guiones que daban vida a los sketches de los míticos personajes:  “Cuando creé a Epi y Blas siempre pensé que eran pareja. No tenía ninguna otra manera de contextualizarlo”, aseguró. Además, también comentó que muchos de sus amigos pensaban que Epi y Blas eran un reflejo de la relación que él mismo mantenía con su pareja Arnold Gassman, montador de cine, a lo que añadió “Yo era Epi, el bromista, y Arnold era más como Blas, el ordenado, el organizado. Esa dinámica la llevé a los personajes”.

Lo cierto es que siempre había causado intriga y se habían hecho comentarios acerca del tipo de relación que unía a ambos personajes de ficción, sin que ello interfiriera en la esencia de la serie: las anécdotas de ambos muñecos que han acompañado a millones de niños durante su infancia.

Sin embargo, después de esas declaraciones de Saltzman no tardó en llegar una apresurada respuesta de Barrio Sésamo, en concreto de la organización educativa que está detrás del programa infantil, que aseguró a través de Twitter que Epi y Blas eran dos marionetas que, por tanto, no tenían orientación sexual y sus hazañas y vivencias no eran más que la de una pareja de mejores amigos, y que así había sido siempre. Que el objetivo de estos personajes era enseñar a los niños que se puede ser amigos de personas que son muy diferentes a uno mismo. Nos parece correcto que Barrio Sésamo decidiera aclarar lo que considera que era una información errónea, pero vamos un poco más allá...

¿Y qué si fueran pareja?

Ante este contexto queremos invitar a reflexionar...¿Y si fueran pareja, qué? ¿Y si el guionista que dio vida a las hazañas de estos muñecos los concibió siempre como pareja gay, qué? 

Tampoco es que fuera necesario decir que son pareja, porque lo cierto es que no tiene importancia, no es algo que cambie en sí nada de la serie, cuál sea la naturaleza de la relación entre ambos personajes de ficción no cambia en nada los buenos ratos que han ofrecido a miles de niños, el aprendizaje que han ofrecido a cientos de personas, los entrañables recuerdos que muchos de nosotros tenemos al acordarnos de Epi y de Blas, que ciertamente eran muñecos y de sexualidad sabían poco, pero ¿cambia algo que estas marionetas fueran una pareja de buenos amigos o que su lazo fuera más especial?

Si eran pareja una reflexión: éramos niños y normalizamos de manera totalmente natural y sin darnos cuenta algo que hoy en día a algunos parece que les cuesta normalizar. Y si no lo eran, pues bien también.

El hecho es que las declaraciones de Saltzman levantaron polémica, voces en contra y provocaron una rápida rectificación por parte de la organización sin ánimo de lucro que está detrás de Barrio Sésamo desmintiendo que los míticos Epi y Blas fueran pareja, unas aclaraciones que consideraron necesarias, quizá, por si algunos de los fans incondicionales de ambos personajes pudieran sentirse engañados, decepcionados o adoctrinados...pero, ¿de verdad habría motivos para sentir tal cosa? No lo creemos y mucho dista esa idea del mensaje de respeto, tolerancia y comprensión que promulgaban Epi y Blas con sus vivencias.

También te puede interesar:
foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo