Trabajo en equipo

“Yo no ayudo a mi mujer” el post sobre tareas del hogar más viral

Todavía es fácil escuchar eso de “yo ayudo a mi mujer en casa” por parte de algunas personas, una frase simple que esconde un machismo arraigado.

No es raro escuchar decir a alguien frases del tipo “mi mujer no tiene queja, yo le ayudo en casa”. Una frase que todavía hoy muchos hombres pronuncian mientras alardean de ello, ya que consideran que son “muy evolucionados”, muy modernos y muy igualitarios. Vamos, todo un ejemplo a seguir, pero analicemos ese concepto de “ayuda”. Si creen que se está haciendo bien en ayudar a la mujer en las tareas de casa es porque consideran que son responsabilidad suya…

Precisamente esto es de lo que trata el post “Yo no ayudo a mi mujer” (aunque en español se está viralizando sin título) una reflexión que se compartió en Facebook el 15 de octubre y que desde entonces ya se ha compartido más de 50.000 veces, convirtiéndose en todo un fenómeno viral.  Este texto, sin embargo, ya llevaba circulando en la red desde 2017, cuando se publicó en el perfil de Facebook Brasileño Oi, eu sinto.  

“Un amigo vino a mi casa a tomar café, nos sentamos y hablamos, hablando de la vida. A un cierto punto de la conversación, le dije: "voy a lavar los platos y vuelvo enseguida".  Él me miró como si le hubiera dicho que iba a construir un cohete espacial. Entonces me dijo con admiración, pero un poco perplejo: "me alegra que ayude a su mujer, yo no ayudo porque cuando hago algo mi mujer no agradece. La semana pasada lavé el piso y ni un gracias."

Así comienza este post que recrea la conversación entre dos amigos. Uno de ellos decide ausentarse un momento para fregar los platos, a lo que el otro comenta lo bien que le parece que ayude a su mujer y que él no lo hace porque cuando alguna vez lo ha hecho, su mujer no se lo ha agradecido… Ante esta reacción, el amigo trata de hacer entender al otro que él no ayuda, porque las tareas de casa, el cuidado de los hijos y el reparto de responsabilidades son tanto cosa suya como de su mujer.

Una reflexión que se ha hecho viral porque son muchas las personas que se han sentido identificadas y han visto en este texto una recreación de la realidad que se vive en su hogar. En esta línea también está el texto que hace unos años se hizo muy popular del psicólogo Alberto Soler, que se titulaba: "Yo no ayudo a mi mujer con los niños, ni con las tareas de casa".

Hemos avanzado mucho en normalizar la igualdad, pero queda un largo camino. Cosa de la que podemos ser aún más conscientes cuando vemos comentarios en publicaciones como estas en las que no faltan, nuevamente, los que defienden su buena condición por “AYUDAR” a sus esposas en las tareas del hogar…

Esto no va de cómo se organice cada familia en su casa, esto va de asumir responsabilidades y entender que una casa, unos hijos y todo lo que ello conlleva es responsabilidad tanto del hombre como de la mujer, no hay uno que ayude al otro, porque cuando “ayudamos” a alguien a hacer las cosas en casa, asumimos que son SUS responsabilidades y obligaciones y no algo compartido. Trabajo en equipo, asumir responsabilidades, igualdad…de eso va este post.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo