Una madre fotografía su día a día para callar a los que dicen que "ser ama de casa no es trabajar"