Bullying

Impactante testimonio de un niño que sufre acoso escolar

Charlie, francés de 7 años de edad, confiesa que quiere reunirse con Dios para dejar de sufrir el maltrato que desde hace meses le inflige un compañero de su colegio.

Una vez más las redes sociales se han hecho eco de uno de los dramas actuales que muchos niños sufren desgraciadamente en la etapa escolar: el acoso por parte de algún o algunos compañeros. En esta ocasión, la víctima es un niño francés de siete años de edad que se llama Charlie. 

Inscrito en el centro Notre-Dame de la ciudad francesa de Verdun, Charlie confiesa entre lágrimas que lleva más de un año sufriendo los golpes que diariamente le propina otro niño de su escuela llamado Nathan. 

Su testimonio es absolutamente desgarrador ya que confiesa su deseo de morir para dejar de sufrir ese calvario. En concreto, Charlie dice que el tal Nathan además de pegarlo a él ahora ha empezado a pegar a su hermano pequeño y sobrepasado por la situación asegura querer 'reunirse con el buen Dios'. 

El testimonio de Nathan ha sido grabado por su hermana y colgado por ésta en Facebook, aunque sólo momentáneamente. Tras subir el vídeo decidió eliminarlo pero no antes de que una chica lo viese y pidiese a la familia la autorización de colgarlo en Twitter. Tras recibir la luz verde de los afectados, esa joven lo subió a Twitter y consiguió que el caso se viralizase. 

De hecho, la historia de Charlie ha sido de tal envergadura -más de 30.000 retuits en Twitter- que las autoridades francesas han iniciado una investigación al respecto. Una investigación que desgraciadamente sólo ha empezado después de que este caso se haya hecho viral en las redes sociales. Y es que la madre de Charlie ya había denunciado ante la policía la situación de acoso escolar en la que se encontraba su hijo un mes antes de la publicación del vídeo.

Por su parte, el colegio donde estudia Charlie ha asumido que ya conocía el caso antes de su viralización. A día de hoy, según informan varios medios franceses, los padres de la víctima y el presunto autor ya han sido recibidos por la administración escolar, que ha implementado varias medidas apropiadas.

Falta por conocer el desenlace de esta trágica historia que desafortunadamente se repite con frecuencia en nuestras escuelas cada día. Por eso, desde Ser Padres os animamos a que si conocéis algún caso de acoso escolar no lo dejéis pasar y lo comuniquéis tanto a los padres de las víctimas como a sus profesores con el fin de que llegue a la policía y pueda investigarlo para poner fin a esta lacra social que es el bullying

Continúa leyendo