Vídeo viral

Un policía salva a una niña de morir atragantada por un ‘nugget’ de pollo

Ocurrió en Florida, Estados Unidos. Los dos agentes que auxiliaron a la pequeña han sido condecorados por su valerosa acción.

El incidente se produjo en un centro comercial de la localidad de Palm Beach (Florida, EE.UU) cuando una niña de 14 meses se atragantó con un 'nugget' de pollo. En el vídeo, que fue grabado por una cámara de seguridad del establecimiento, se registra el angustioso momento.

La madre, Ana Graham, que se encontraba con sus dos hijos en las galerías, notó como su hija comenzaba a atragantarse. Fue entonces cuando sacó a la niña del carrito donde se encontraba e intentó en vano que expulsara la comida que se le había quedado en la garganta.

Ante los gritos de auxilio y la desesperación de la mujer, dos policías que se encontraban en la zona, Rafael Guadalupe y Robert Ayala, acudieron inmediatamente para ofrecerle ayuda. Mientras que el agente Ayala intentaba que la niña, Lucía Graham, expulsara el 'nugget' atascado en su garganta, Guadalupe llamaba al equipo médico e intentaba calmar a la madre.

Finalmente, el policía Robert Ayala consiguió sacar la comida atascada en la garganta de la pequeña y que le había dejado sin respiración durante varios minutos.

''Estaban ahí por una razón, y esa razón fue salvarle la vida'', declaró Ana Graham. "El oficial llegó y yo le di a la niña. Él se sentó y rápidamente empezó a ejecutar la técnica. Yo, en pánico, me senté en el suelo. Sólo quería que ella estuviera bien", explicó.

El agente de policía reconoció posteriormente que su buena actuación fue gracias a la formación de primeros auxilios y técnicas de reanimación pulmonar que realiza como oficial de forma habitual.

Rafael Guadalupe y Robert Ayala fueron condecorados en una ceremonia por la labor realizada.

La madre de la pequeña Lucía recalca la importancia de aprender técnicas de reanimación y primeros auxilios, ya que pueden ser muy necesarias para salvar la vida de una persona en una situación límite como la suya.

CONTINÚA LEYENDO