Educación

Victor Küppers: “Hay que enseñar a los niños a tener una buena actitud para que sean felices”

El formador y conferenciante sostiene que “se puede aprender a ser optimista y a vivir la vida con alegría”, y destaca la importancia de desarrollar una actitud positiva desde pequeños.

En general y salvo circunstancias dramáticas, cada uno tiene la actitud que quiere. Así de claro se ha mostrado Víctor Küppers, formador y conferenciante en la charla ‘Vivir con entusiasmo’ que ha impartido en el colegio CEU San Pablo de Valencia. Una charla en la que ha afirmado que no nos damos siempre cuenta de que nuestra actitud es una opción personal, a veces heroica, pero que no deja de ser nuestra gran libertad, nuestra gran responsabilidad. “En cada instante elegimos nuestra actitud; en cada instante decidimos ser alegres o cenizos, sonreír o no, ser amables o ser unos melones, ayudar a alguien o pasar. Por eso cada instante nos acerca un poquito más a la grandeza como personas, o cada instante nos acerca más a la mediocridad”, sostiene. 

A su juicio, el truco es saber elegir la mejor actitud en cada momento con las cosas que nos van pasando. “Cuando uno va así por la vida ésta es apasionante”. En este sentido sostiene que al principio cuesta mucho, pero cada vez es más fácil: “Uno coge el hábito, acaba formando parte de nuestra manera de ser. Así se suman minutos fantásticos, que son los que todos merecemos. Las circunstancias no las podemos cambiar muchas veces, pero la actitud depende sólo de nosotros”. 

“La diferencia entre el tú en tu mejor versión y el tú en tu peor versión está en el estado de ánimo, y tú lo eliges. Vivir la vida con alegría no es genético ni un don; es cuestión de actitud. La actitud establece la diferencia entre crack y un chusquero”, matiza.

En su opinión, en este país “estamos tarados” porque hemos confundido lo habitual (el desánimo, el mal humor…) con lo normal. “El estado normal de una persona sana es estar feliz, no sufrir". En ese sentido, asegura que “necesitamos una sociedad que sonría más”.

Küppers, que articula su discurso en torno a la psicología positiva, defiende no sólo que somos responsables de nuestro estado de ánimo; también lo somos de los hábitos que desarrollamos. “Se puede aprender a ser optimista y a vivir la vida con alegría”.

Argumenta Küppers que es necesario desarrollar estos hábitos en los niños desde el colegio. En esta línea, el Colegio CEU San Pablo Valencia subraya la importancia de trabajar las emociones y la actitud de los niños desde que son muy pequeños “para que sean personas felices y capaces de transformar la sociedad”.

Victor Küppers sostiene además que la manera más rápida y sencilla para ser feliz es ser amable con los demás. “Así de simple. Cuando tú haces feliz a los demás, tú también te sientes mejor”.

Continúa leyendo