Nuevos avances

Ahinara, la primera niña curada en España de un tumor cerebral con terapia de protones

Se trata de una paciente de lo más especial, con solo seis años ha cruzado el Atlántico para tratar su enfermedad en España, esquivando la pandemia y apostando por un novedoso tratamiento con protones dirigido en la Clínica Universidad de Navarra.

Ahinara Iglesias. Este es el nombre de la niña de seis años que se ha convertido en la primera paciente en ser curada en España de un tumor cerebral gracias a la innovadora terapia de protones. Una novedosa técnica que ha recibido la Clínica Universidad de Navarra y que permite atacar solo al tejido dañado evitando secuelas permanentes

La pequeña, residente de Ecuador, fue diagnosticada a finales del año pasado de un tumor cerebral agresivo que, tal y como advirtieron los médicos, debía extirparse con urgencia. Por fortuna, la operación fue un éxito y no dejó en ella ninguna secuela que afectase a su movilidad. Sin embargo, el sarcoma cerebral que sufría, un tipo de cáncer no muy frecuente en Europa, pero sí en América Latina, requería de más tratamiento

Los padres de Ahinara, tomaron la decisión de viajar a España, a pesar de que el país se encontraba en el momento más duro de la pandemia de coronavirus, para que su hija continuara siendo tratada. Ahora, por fin, ha logrado ser la primera paciente pediátrica en completar un tratamiento con terapia de protones, llevado a cabo en la Clínica Universidad de Navarra (CUN)

Concretamente, ha sido asistida en la unidad de protonterapia de la mencionada clínica navarra, una de las dos únicas instalaciones que hay en España ofreciendo este procedimiento. La mayor ventaja que tendrá la niña por haber optado por esta opción, en vez de por la conocida radioterapia, es que tendrá menos efectos secundarios que la convencional radiación. 

La alternativa tradicional puede provocar en los pacientes más jóvenes pérdidas en la función cognitiva, alteraciones endocrinas, problemas de crecimiento o cardiopatías precoces. Es por este motivo que decidieron apostar por esta terapia más eficaz y menos tóxica, a la que pudo acceder gracias al programa Niños contra el Cáncer y a la colaboración desinteresada de decenas de personas. 

Ahinara ha recibido en total 30 sesiones de protonterapia de menos de un minuto y a diario, para las cuales había que dormirla. Después de reposar durante unas semanas, tendrá que someterse a algunas sesiones de quimioterapia en Pamplona. No obstante, si sigue progresando igual de bien que hasta ahora, a final de año podrá regresar a su país. Y lo mejor, completamente curada.

¿En qué se diferencia la terapia de protones de la radioterapia?

Principalmente, en lugar de emplear fotones para tratar el tumor, lo que utiliza la protonterapia son protones de alta energía. Estos son unas partículas muy pesadas que se pueden dirigir de manera precisa hacia las células tumorales, con lo que se consigue evitar una irradiación dispersa en órganos y tejidos próximos. Algo vital para el buen funcionamiento de un cerebro en crecimiento.

 

Protagonista de un documental

Por todo lo vivido, indudablemente, la historia de esta pequeña es un caso de superación y por eso también es la protagonista de un pequeño documental (que dejamos aquí arriba) donde se recoge su experiencia para, sobre todo, dar un mensaje de esperanza a todas aquellas familias que se encuentran en su misma situación. ¡Todo nuestro ánimo desde aquí!

Continúa leyendo