Vídeo de la semana

Ir a pie al colegio

'Al cole andando' la nueva campaña para impulsar la costumbre de ir a pie al colegio

La nueva campaña de la Red de Ciudades que Caminan tiene como objetivo la luchar contra el sedentarismo infantil, el incremento en la autonomía de niñas y niños y reducir la cultura de dependencia del coche entre las generaciones más jóvenes.

papá acompañando al cole a su hijio
Fuente: iStock

Muchos niños y niñas van al colegio en coche cada día sin que sea realmente necesario. Los papás y las mamás les han convertido en lo que ya se conoce como 'la generación del asiento de atrás', privándoles de las ventajas de ir a la escuela andando en pro de la opción del coche que, además de contaminar, no otorga beneficios a su bienestar físico.

Además de los beneficios físicos de los que hablábamos en este artículo, ir andando al colegio tiene otras ventajas en los niños. Entre ellas que socializan con sus compañeros de clase y llegan más espabilados y despiertos para dar la primera asignatura del día.

Por esta razón, la Red de Ciudades que Caminan ha puesto en marcha la campaña titulada 'Al cole andando', una iniciativa que presenta una serie de pautas para impulsar la costumbre de ir a pie a las escuelas. Eso sí, al menos, cuando el trayecto no supere el kilómetro y medio.   

Según informa la organización, la campaña sobre movilidad escolar tiene el objetivo de desmotorizar los colegios y sus entornos urbanos más próximos. Desde la sede explican que "la reducción del número de desplazamientos motorizados a la escuela, así como el incremento de la seguridad cerca de los centros educativos son dos finalidades principales, como también luchar contra el sedentarismo infantil, aumentar la autonomía de niñas y niños y reducir la cultura de dependencia del coche entre las generaciones más jóvenes".   

Una generación de madres y padres 'taxi'

La asociación apunta a los ya denominados padres o madres 'taxi', cada vez más frecuentes tanto en los núcleos de población urbana como en sus alrededores (en estos últimos abundan más por las necesidades de la conformación del hábitat). La idea es que el alumnado de Primaria que viva a menos de 1,5 kilómetros del centro vaya siempre andando, igual que los de Secundaria que residan a menos de 2,5 kilómetros del instituto.

La campaña insta a que cada uno de los centros realice un plano de distancias con 3 círculos que abarquen 500 metros cada uno, para que así se visibilice una distancia de 1,5 kilómetros alrededor del centro.

En el caso de que deseen disponer de un punto de encuentro entre alumnado y vehículo, éste debe situarse a una cierta distancia del centro. Igual que los autobuses escolares, que deben dejar a niñas y niños como mínimo a unos 200 metros del centro en consonancia con las medidas de desintoxicación de los entornos y con las recomendaciones para el resto de los vehículos a motor.

El trabajo con madres y padres es de vital importancia para garantizar el éxito de estas medidas que tienen como objeto el bienestar de los niños y niñas en términos de actividad física, de aire libre de humo de coche y de dejar atrás esa dependencia de los coches para ir a cualquier sitio.

Foto Carla

Carla SMG

Soy periodista y algún día también seré escritora. Me gusta jugar con las palabras para crear mundos y derribar muros, para contar historias, informar, concienciar, emocionar e inspirar. Vivo de atardeceres líquidos, escapadas al monte y recuerdos en hojas de papel.

Continúa leyendo