Vuelta al cole 2020

Así debes marcar, desinfectar y guardar las mascarillas de tus hijos para la vuelta al cole

¿Cómo desinfecto la mascarilla de mi hijo? ¿Puedo bordar su nombre en un lateral para diferenciarla del resto? ¿Y en el medio? ¿Cómo las guardamos? Estas son solo algunas de las preguntas que ha respondido Boticaria García y que ahora aglutinamos para sacarte de dudas.

mascarilla
Fuente: Istock

La vuelta al cole 2020 está marcada, sin duda alguna, por el coronavirus y por las medidas de seguridad para evitar los contagios. Entre ellas encontramos el uso de mascarilla obligatoria en mayores de seis años tanto dentro como fuera del aula.

Para asegurarse de que cumplen con la normativa legal vigente, los colegios están pidiendo a los padres que los peques lleven puesta una mascarilla y otra nueva de recambio para colocarla cuando pasen las 4 horas (son las horas estipuladas de uso de una mascarilla higiénica, las que están pidiendo llevar).

Además, si eres padre o madre seguro que has leído por algún sitio la recomendación de llevar siempre a mano una bolsa para meter la mascarilla sucia y otra un poquito más grande donde meter esta, la nueva, un gel desinfectante y una botella de agua (entre otras cosas). Es el ‘Kit anticovid’ de la vuelta al cole, que es famoso en muchos colegios a día de hoy.

Por no hablar de lo que piden muchos centros educativos: marcar las mascarillas de alguna manera para que no se confundan con las de otros compañeros.

Así que, si en tu colegio no han tenido la idea que han tenido en este, todos estos pasos se convierten en un maravilloso laberinto que va dejando dudas y más dudas por el camino. Por suerte, Boticaria García ha respondido de la mejor manera a todas y, de hecho, ha intentado facilitar la vida a las familias lo máximo posible.

¿Cómo marcar la mascarilla higiénica?

De acuerdo a las explicaciones de Boticaria García, nunca se nos puede pasar por la cabeza bordar el nombre del niño en la mascarilla. ¿Por qué? Porque agujerear este objeto con la aguja puede hacer que pierda su eficacia. “Las mascarillas no se bordan nunca”, advierte en su cuenta de Instagram.

Otra opción que desaconseja es el uso de cintas termoadhesivas (las que se pegan con ayuda del calor). ¿Por qué? Porque, tal y como ella misma explica, lo ideal es que el material del que está fabricada la mascarilla no sufra de ninguna manera y aplicar calor con una plancha podría alterar sus propiedades. “Si no alteran el tejido y se ponen en el lateral de la mascarilla, no habría ningún problema con usarlas”, advierte. Eso sí, queda en cada uno la manera en la que utiliza la plancha y, por tanto, tampoco se decanta por este método.

Según ella, lo mejor es optar por un rotulador para textil o por añadir una etiqueta adhesiva en el lateral. ¡Eso sí! Hay que tener mucho cuidado con esto último: ante la duda, mejor no pintar ni pegar la etiqueta en la parte central porque podríamos alterar las funciones de la mascarilla. Otra opción muy buena es escoger algún sello de los que ya vienen fabricados. Aquí te indicamos unos cuantos.

Como alternativa proponemos atar un trocito de cinta o cordel de un color determinado a una de las gomas para las orejas. Así no alteraríamos sus propiedades originales y quedaría marcada igualmente.

¿Cómo desinfectar la mascarilla?

Esta es otra de las grandes dudas de los padres. En los colegios piden que las mascarillas se laven y desinfecten tras cada uso pero, ¿cuál es la manera correcta de hacerlo? Pues ante esto, Boticaria García comenta que no hay una norma general pero que siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad para la desinfección de la ropa de un enfermo por COVID-19, lo mejor sería lavar la mascarilla en la lavadora, un mínimo de 30 minutos, a una temperatura d entre 60 y 90 grados centígrados. Justo antes de que entren a lavar, podemos aplicar un ‘flis’ de quitagrasas.

¿Has escuchado que lo mejor es cocerla a más de 100 grados? Podría ser una opción pero, tal y como comenta la profesional en su Instagram, “hacer esto podría dañar el material y modificar el ajuste de la mascarilla”, así que mejor no hacerlo. Si no hubiera más opción, para ella lo mejor es utilizar un esterilizador doméstico (como por ejemplo el de los biberones para bebés). ¡Eso sí! Nunca podría mezclarse con cualquier otro elemento.

A la hora de guardar… nada de gastar

Por último, son muchos los centros educativos que están mandando en la hoja de material necesario contar con un ‘Kit Anticovid’. ¿Qué elementos incluye? Pues un gel desinfectante, unos pañuelos desechables, una botella de agua, una mascarilla de recambio y una bolsa para guardar la sucia.

Aquí viene otra de las dudas más formuladas por las familias: ¿qué tipo de envase hay que llevar para guardar las mascarillas? Muchas están optando por cajitas de plástico específicas para tal fin. Pero… Boticaria García tiene algo que decir: el plástico no transpira y favorece la condensación de las gotitas de saliva.

¿Lo mejor? Optar por una bolsa de tela de las que todos tenemos por casa: valen las de los bolsos, los collares, los zapatos o cualquier otra que podamos reciclar. Es perfecto porque la tela transpira y, sabiendo que hay que lavarla también después de cada uso, nos servirá durante casi todo el curso. ¡Además son perfectas para cuidar el medio ambiente!

Esta bolsa pequeña para la mascarilla sucia podemos meterla en otra más grande donde también irán los otros elementos del kit. O bien optar, tal y como indica Boticaria García, por una riñonera. Práctico y cómodo.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo