Vuelta al cole 2020

Así será la vuelta al cole en Madrid y Cataluña

Madrid y Cataluña, dos de las comunidades autónomas más afectadas por los rebrotes, acaban de hacer público su protocolo para una vuelta al cole segura. En él se incluyen una vuelta escalonada, clases semipresenciales y muchas medidas de seguridad. Te lo contamos.

madrid
Fuente: Depositphoto

Después de que el Ministerio de Educación (y el propio Pedro Sánchez) ratificaran que la vuelta al cole, igual que el control de los rebrotes, es competencia total de las comunidades autónomas, queda en el aire un protocolo de actuación común en el que, según indicaba Fernando Simón, ya se estaba trabajando.

En este escenario en el que queda apenas una semana para que los peques vuelvan a las aulas presenciales y en el que poco o nada se sabe de medidas que puedan garantizar una vuelta segura ante el coronavirus, son algunas las comunidades autónomas que ya han hecho público su protocolo.

Es el caso de Madrid y Cataluña, dos de las comunidades autónomas más azotadas por los rebrotes que vivimos los últimos días. En concreto en la Comunidad de Madrid, incluso, la comunidad educativa ha convocado una huelga de profesores que coincidirá con los primeros días de clase y que tiene como objetivo claro implementar más medidas para garantizar la seguridad (como la bajada de alumnos por clase).

Madrid, vuelta escalonada y bajada de ratio

La Comunidad de Madrid, a través de su presidenta, Isabel Díaz Ayuso y los consejeros de Salud y Educación, comunicó ayer mismo su plan de vuelta al cole, marcado por una vuelta escalonada que se producirá entre el 4 y el 21 de septiembre, por la bajada de ratio de alumnos por clases y por un refuerzo en material sanitario y tecnológico.

Así, el gobierno autonómico ha establecido de la siguiente manera la llegada de los alumnos de forma escalonada para garantizar una vuelta lo más segura posible: el 4 de septiembre volverán a las aulas los estudiantes del primer ciclo de Educación infantil (0-3 años). El 8 de septiembre será el turno para los estudiantes de segundo ciclo de Infantil (3-6 años) y para 1º, 2º y 3º de Educación Primaria. El día siguiente, el 9 de septiembre, abrirán las puertas para los estudiantes de 3º y 4º de la ESO.

La vuelta se para unos días para retomarla el 14 de septiembre, día que volverán los alumnos de Educación de Adultos y parte de los estudiantes de Educación Especial.

El 17 de septiembre volverán a las aulas los alumnos de 4º, 5º y 6º de Primaria, el 18 los de 1º y 2º de ESO y los de Formación Profesional y el 21 de septiembre, último día de vuelta al cole, les toca el turno a otra parte de los alumnos de Educación Especial y a los estudiantes de las escuelas de idiomas.

Aunque esta vuelta escalonada es la medida más llamativa del plan autonómico de Madrid, lo cierto es que no es ni de lejos la última. A ella se suma una bajada de ratio de alumnos por clase (la principal medida que se pedía en la huelga educativa convocada en Madrid).

Así, el plan también incluye: presencialidad total y grupos de hasta 20 alumnos en Educación Infantil. Nivel en el que se contratarán 350 educadores para reforzar; grupos de entre 6 y 8 y 25 alumnos en los diferentes niveles de Educación Especial; reducción del ratio de 25 a 20 alumnos por clase en Educación Primaria, donde también será obligatoria la distancia de seguridad y donde se contratarán 1.200 maestros de educación infantil y 2.400 maestros de otras especialidades.

En 1º y 2º de ESO se reduce el máximo de alumnos de 30 a 23 por clase y también deberán guardar la distancia de seguridad. Además, la comunidad ha acordado contratar 2.081 profesores de las distintas especialidades. En este primer nivel de secundaria habrá, de acuerdo a las declaraciones del gobierno regional, flexibilización de horarios y materias y se prepararán otros lugares alternativos dentro del centro, en edificios municipales o en otros espacios para que se puedan utilizar como aula en caso de que sea necesario.

En 3º y 4º de ESO, Bachillerato, FP y Educación de Adultos las clases bailarán entre las presenciales y las online: “los centros garantizarán la presencialidad de entre 1/3 y ½ del horario semanal para todos los alumnos”, afirman. De esta manera, unos grupos podrán asistir los lunes y miércoles, mientras otros lo hagan los martes y los jueves. Por ejemplo, el viernes podría ser online.

Aunque estas son las medidas más llamativas, la Comunidad de Madrid también ha preparado un plan para evitar rebrotes que empieza por los test serológicos al profesorado y PAS de los centros al inicio del curso (en el caso de Educación Especial serán PCRs y también se las harán a los estudiantes), la toma de temperatura a los alumnos en la entrada de los centros, mascarilla obligatoria en clase a partir de los seis años y el lavado frecuente de manos con gel hidroalcohólico.

Además, han afirmado que habrá una relación directa del coordinador COVID-19 (una figura que estará en cada centro educativo) y el personal de Dirección General de Salud Pública para hacer seguimiento de casos.

En cuanto a la mascarilla, como afirmamos, será obligatoria a partir de los seis años de edad aunque, eso sí,  tal y como ellos mismos afirman: “en caso de de mejora de la situación epidemiológica, la mascarilla sería obligatoria a partir de los 11 años”.

Cataluña, grupos ‘estanco’ o ‘burbuja’

Otra suerte corren los estudiantes de Cataluña, comunidad que también ha establecido las primeras directrices en su hoja de ruta de la vuelta al cole. Aquí, el Govern ha admitido que el ratio de alumnos será de máximo 20 en Infantil y Primaria pero, en Secundaria, no establece un límite menor de 30. Aunque, eso sí, han afirmado que trabajarán para que sea lo más reducido posible.

Además, se ha establecido un día único para la vuelta: será el 14 de septiembre en todos los niveles académicos. Aunque, aquí, la clave está en el ‘grupo de convivencia estable’, es decir, tanto los alumnos como el profesor de ese grupo concreto no tendrán contacto con ninguna otra persona del centro, ni siquiera en entradas y salidas ni tampoco en el recreo. Una medida que ya establecía el gobierno de Educación en su hoja de ruta.

En cuanto al uso de la mascarilla, Cataluña ha establecido su obligatoriedad en mayores de 12 años y el control de los síntomas lo pasa a las familias: aunque, afirman, se tomará la temperatura en el centro, será responsabilidad de ellas no llevar al estudiante si presenta algún síntoma compatible.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo