Al detalle

Así es el Atlantic College de Gales, la institución académica donde vive y estudia la princesa Leonor

Se trata de una de las instituciones educativas más prestigiosas del Reino Unido y cuenta con unas instalaciones idílicas junto al mar que recuerdan inevitablemente a Hogwarts, la escuela del universo de Harry Potter.

Foto: Instagram @uwcatlantic
Foto: Instagram @uwcatlantic

La princesa Leonor, primera heredera al trono del reino de España, acaba de iniciar una aventura educativa en Gales, en un paraje idílico, el valle de Glamorgan, al lado del mar, a 45 minutos de Cardiff en coche, donde se levanta St Donat's Castle, el castillo del siglo XII (muy reformado en 1925) que es la sede del UWC Atlantic College, centro educativo que data de 1962 en el que cursará el Bachillerato Internacional.

En nada, a excepción de la exigencia académica, se parece este centro educativo al colegio Santa María de los Rosales de Madrid, donde la princesa Leonor había estudiado hasta su mudanza temporal al Reino Unido. No solo es que el centro educativo está situado dentro de un castillo, al más puro estilo universo de Harry Potter, sino que debido a su inigualable entorno, el UWC Atlantic College posee su propio paseo marítimo, zonas boscosas e incluso tierras de cultivo. La fotografía panorámica del lugar habla por sí sola.

Aunque a priori pueda parecer que el Atlantic College es un colegio para estudiantes pertenecientes a familias con alto poder adquisitivo, tres de cada cuatro de sus alumnos son becados total o parcialmente, tal y como informó la Casa Real. El coste de los dos años de estudios que ofrece el centro -solo admite alumnos de 16 a 19 años-, los que cursará la princesa Leonor, tienen un precio total entre 80.000 y 93.000 euros según especifica UWC aquí, si bien priman sobre el aspecto económico los méritos y capacidades de los aspirantes a ser admitidos bajo su programa educativo. Prueba de ello es que, según explica la institución, el proceso de selección “se hará de forma totalmente anónima y sin saberse a priori el camino escogido por el candidato, de forma que se garantiza la selección exclusivamente en el mérito personal y no en las posibilidades económicas”. 

Cabe destacar además la naturaleza laica tanto de este como de todos los centros UWC repartidos por el mundo. “Los UWC no tienen ningún condicionamiento religioso, político o de cualquier otro signo, todo lo contrario, lo que promueven es el respeto a la diversidad y la libertad del individuo”, indica el grupo al que pertenece la institución en la que estudia la princesa Leonor.

Así es la rutina del centro

Aunque lo pueda parecer, la vida de Leonor en Gales no será la de un retiro idílico porque sus obligaciones son exigentes. Tal y como explica el centro en su página web oficial, deberá asistir a todas las clases impartidas en pequeños grupos -en muchas ocasiones fuera de las aulas, ya sea en el exterior o en salas magnas- en horarios de 8.00 a 13.10 horas, formación que completará con reuniones semanales los lunes por la tarde con su tutor personal y con el resto del alumnado, que destaca por la multiculturalidad ya que los jóvenes proceden de más de 150 países distintos -no en vano, el objetivo del centro es "promover el entendimiento internacional a través de la educación"-; dos horas a la semana de servicio comunitario, dos de actividad física y otros dos más dedicadas a actividades creativas de distinta índole. 

La princesa de Asturias, que vive en régimen de internado en su nuevo colegio junto al resto de estudiantes, empleados y profesores, tiene que seguir las normas generales de convivencia. Entre ellas, desayunar, comer y cenar en el comedor principal junto al resto del alumnado y estar en su habitación antes de las 21.30 horas de domingo a jueves. Más libertad tendrá los viernes y los sábados, en los que el centro amplía el horario de regreso a la habitación hasta las 23.30 horas, según informa en su web. "El Colegio pone mucho énfasis en la independencia y la madurez de los estudiantes", explica la prestigiosa institución educativa en la misma pieza informativa publicada en su página oficial.

Un dato curioso para completar esta fotografía sobre el nuevo hogar y lugar de estudios de la heredera al trono es que no tiene que llevar uniforme, al contrario de lo que suele ocurrir en este tipo de centros educativos privados. Esto es otra novedad con respecto al anterior colegio de la princesa Leonor en Madrid, donde sí estaba obligada a vestir con uniforme.

En definitiva, muchas cosas han cambiado en la vida de la hija mayor de los reyes de España desde que hace unos días viajara a Gales para cursar el Bachillerato Internacional en la misma institución por la que a lo largo de sus décadas de historia han pasado nombres como el rey Guillermo de Holanda; la princesa Elizabeth de Bélgica, heredera al trono de su país; la princesa heredera Raiyah de Jordania, hija de la reina Noor de Jordania y el difunto rey Hussein; Iman bint Abdalá, otra princesa de Jordania, hija de los reyes Abdalá II y Rania; o Zenani Mandela-Dlamini, hija de Nelson Mandela, entre otros. 

Continúa leyendo