DIVORCIO

Brad Pitt consigue la custodia compartida de sus hijos y Angelina Jolie no esconde su enfado

La pareja de actores mantiene un contencioso legal por la custodia de los seis hijos que tienen en común. Lo último, una denuncia presentada por Angelina Jolie para recurrir tanto el fallo del juez como su papel en el proceso.

Las estrellas del cine, de la televisión, del deporte, de la música o de cualquier otro ámbito mediático y popular llevan vidas privadas que en muy poco se parecen a la de la gran mayoría de la población. Pero hay pequeños episodios que conectan de lleno ambas realidades. Desgraciadamente, no siempre son positivos, como es el caso del divorcio de Brad Pitt y Angelina Jolie y el contencioso por lo legal que ambos mantienen por la custodia de sus hijos.

La situación ha vivido nuevos episodios recientemente, pero para nada parece haber llegado a su capítulo final. Las aguas siguen revueltas entre los dos iconos de Hollywood. Queda muy claro atendiendo a las informaciones publicadas en las últimas horas por distintos medios norteamericanos de naturaleza dispar pero habitualmente muy bien informados, como es el caso de People, Associated Press o Page Six. 

La último novedad al respecto del divorcio Pitt Jolie, que se consumó legalmente en 2019, es que el juez John W. Ouderkik habría dado la razón a Brad Pitt, otorgando a ambos la custodia compartida de cinco de sus seis hijos: Pax, de 17 años; Zahara, de 16; Shiloh, de 14; y Knox y Vivienne, quienes cumplen 13 años en julio. Maddox, de 19 años, el hijo mayor de la pareja, no forma parte ya del conflicto que mantienen sus padres porque es libre para decidir al ser mayor de edad. 

La reacción de Angelina Jolie

Sin embargo, lejos de acatar la decisión del juez, los citados medios informan que esta misma semana, Angelina Jolie habría presentado una denuncia ante el Tribunal de Apelaciones del Segundo Distrito de California para recurrir tanto el fallo del juez como su papel en el proceso. Y es que esto tiene su miga: el juez Ouderkirk fue contratado por ambos para mediar y dictar sentencia en la batalla legal por la custodia de los hijos de la pareja, pero Angelina Jolie pidió posteriormente su recusación por una supuesta relación profesional previa del juez con uno de los abogados defensores de Brad Pitt. 

A esto hay que añadir un “pequeño detalle” más: el vínculo personal entre las tres figuras clave de esta historia, ya que el juez Ouderkirk fue el encargado de casar a Angelina y Brad en Francia en 2014, un evento al que apenas acudieron 20 invitados, tal y como informa People. 

En este contexto de evidente marejada, las declaraciones del entorno de los dos actores no pueden ser más dispares. Según AP, los abogados de la protagonista de Tomb Raider han afirmado que el juez “se negó a escuchar la opinión de los adolescentes menores sobre sus experiencias, necesidades o deseos en cuanto a su destino de custodia", algo que la ley vigente en California para este tipo de procesos contempla. Pero no solo eso, ya que también han acusado a Ouderkirk, según la misma fuente, de negar a Jolie “un juicio justo, excluyendo indebidamente su evidencia relevante para la salud, seguridad y bienestar de los niños, evidencia crítica para presentar su caso".

En cambio, otra fuente anónima cercana a Jolie citada por People puntualiza que "la custodia compartida no es el tema al que Angelina se opone, hubo otros temas de preocupación, pero los procedimientos judiciales están cerrados y sellados".

Un nuevo capítulo legal

Más tranquilo parece Brad Pitt y su entorno a tenor de lo declarado a People por una fuente cercana del actor. “Siempre ha querido lo mejor para los niños y pasar tiempo con ellos [...]. A Brad se le ha concedido mucho más tiempo con los niños. Antes había tenido un tiempo muy limitado", dice. 

No queda claro, de todos modos, y ninguno de los medios que se han hecho eco en Estados Unidos (son muchos) de este capítulo del proceso legal sobre la custodia de los hijos menores de Brad Pitt y Angelina Jolie es capaz de aclararlo tampoco, si la sentencia ya se ha hecho efectiva. 

Por este motivo, y dado el interés mediático que suscitan los dos protagonistas, este es solo un punto y seguido en una historia que dura ya más de un lustro y no parece tener cerca su final.

Continúa leyendo