Avances terapéuticos

Cáncer de mama: todo lo que debes saber

Hablamos con expertos en oncología médica de MD Anderson Cancer Center Madrid sobre el cáncer de mamá. Gracias a los diagnósticos precoces, la esperanza de vida es mayor al 85%.

Todo lo que debes saber sobre el cáncer de mama

El cáncer de mama es el tumor maligno más prevalente entre mujeres de 50 años, aunque su aparición se está adelantando a edades más tempranas. Según estadísticas de la OMS, 1 o 2 de cada 8 mujeres de manera aleatoria padecerán esta afección.

El cáncer de mama es el que se presenta con más frecuencia en mujeres y un factor esencial para esta lucha es la autoexploración: debe realizarse una vez al mes, después de haber finalizado la regla (en el caso de mujeres con menopausia fijar un día al mes) y debe tenerse en cuenta que la mama tiene una consistencia nodular, por lo que de primeras pueden detectarse ciertos bultitos, por eso, lo ideal es que la primera autoexploración nos enseñe a hacerla un experto. No obstante, para hacer la autoexploración, lo mejor es ponerse frente al espejo, dejar los brazos caídos y girar el tronco hacia un lado y hacia el otro para observar si se presenta algún bulto perceptible en la piel o en los pezones. También se debe prestar atención a si aparecen zonas enrojecidas o textura de piel de naranja y si es así, lo mejor es consultar con el médico para que descarte cualquier problema. Una vez hecho esto, palpamos cada una de las mamas con la mano contraria con la yema de los dedos y mediante movimientos circulares, desde fuera hacia el pezón. También debemos asegurarnos de que no sale líquido de los pezones. Por último, deben examinarse y palparse las axilas, ya que algunos tumores pueden detectarse en la zona de la mama más cercana a las mismas. Si se detecta algún bulto se debe tratar de mantener la calma, ya que como decíamos la consistencia de la mama no es uniforme. Debemos consultar con el médico y que sea él el que haga el examen completo. 

La oncóloga Raquel Bratos afirma: “Estamos consiguiendo muchos logros en la patología mamaria gracias al diagnóstico precoz y a los avances terapéuticos”.

Casi el 90% de los tumores se detectan en un periodo temprano y en gran parte es debido a la sensibilización de las mujeres con los controles ginecológicos. Según Bratos: “1 de cada 5 mujeres se autopalpa la lesión”. Y añade que: “La exploración física es muy importante sobre todo en las regiones ganglionares axilar y supra e infra clavicular”.

El cáncer de mama cuenta con métodos específicos para su detección, mamografía y resonancia, al contrario que otros tipos de cáncer como el de ovario. Estas pruebas radiológicas facilitan el diagnóstico de la enfermedad.

Valorar el nódulo

Teresa Castellanos, ginecóloga de MD Anderson Cancer Center Madrid, asegura que es muy importante valorar en primer lugar el nódulo en el contexto de la paciente.  

“Dependiendo de cómo sean las características del nódulo debemos orientar y tranquilizar a la paciente”. Si el bultito en el pecho es fijo, duro y retrae a la piel es posible que estemos ante un tumor maligno, pero si en cambio es móvil y elástico posiblemente se trate de uno benigno.

La mama es un órgano muy dinámico, en mujeres jóvenes la presencia de lesiones quísticas e incluso la turgencia del ciclo menstrual puede manifestarse fisiológicamente provocando la aparición de un nódulo mamario”, subraya Bratos.

Ante la mínima sospecha de este tumor, hay que realizar un examen histopatológico con una biopsia o un PAAF (punción-aspiración con aguja fina) para obtener una valoración de los ganglios.

Entre el 5% y el 10% de los tumores de mama tienen una base hereditaria.

Tratamiento quirúrgico

En primer lugar, se piensa en la cirugía conservadora, pero a veces hay que recurrir a la mastectomía para que el impacto sea menor.

Pero, ¿cuándo se suele realizar una mastectomía? “Se realiza sobre todo en un cáncer avanzado que afecta demasiado a la piel, en tumores muy grandes y dependiendo de la proporción del tumor con la mama. A lo mejor el tumor no es demasiado extenso, pero si la mama es pequeña se tiende a buscar un resultado estético óptimo para que el impacto en la paciente sea el menor posible”, comenta Castellanos.

Cabe destacar que tanto la cirugía conservadora como la mastectomía son tratamientos seguros. Los estudios no indican que la recaída pueda ser mayor si se hace la mastectomía, el tratamiento de radioterapia más cirugía conservadora es igual de fiable que la masectomía.

Pero siempre el tratamiento quirúrgico es un diálogo entre la paciente y los especialistas.

Tratamiento farmacológico

El cáncer de mama es un tumor muy heterogéneo y dependiendo de su magnitud y sus características se utilizará unas herramientas u otras. Las más comunes son: las terapias hormonales, que dependiendo la zona del tumor puede ser una medicación oral; la quimioterapia y la terapia biológica.

Si la enfermedad está localizada se llevarán a cabo estos métodos incluso de manera combinada. Si el tumor no está detectado, se dispone de un arsenal terapéutico más amplio.

Esperanza de vida

Gracias al diagnóstico precoz y los avances terapéuticos, la esperanza de vida es mayor al 85%.

¿Cuándo se considera que un paciente no tiene que volver a una revisión? “Yo nunca digo que un paciente esté curado en oncología, digo que está libre de enfermedad oncológicas. Como poco necesita una revisión anual, ya que siempre va a tener más riesgo que una persona que no ha sufrido esta enfermedad”, concluye Raquel Bratos.

Fuente: Dra. Raquel Bratos, Servicio de Oncología Médica de MD Anderson Cancer Center Madrid. Dra. Teresa Castellanos, Servicio de Cirugía Ginecológica  MD Anderson Cancer Center Madrid.

CONTINÚA LEYENDO