Natalidad

China permitirá que las parejas tengan tres hijos para incentivar la natalidad

La dramática caída de la natalidad y el envejecimiento de la población han hecho que China cambie su política familiar, marcada por los límites a la reproducción, caracterizados por fijar en dos el número de hijos por familia.

El gobierno chino ha anunciado que ampliará el límite de hijos por familia de dos a tres. La política de control de natalidad que ha imperado en China desde hace años ahora se verá modificada para ampliar el número de hijos permitidos por familia de dos a tres. Esto no significa que cada familia sea libre de decidir cuántos hijos quiere tener, lo que implica es que la familia que tenga tres hijos ya no se verá obligada a pagar la multa de unos 16.720 euros que estaba vigente hasta ahora.

Hoy China pone todos sus esfuerzos en intentar que sus habitantes tengan los hijos que les prohibieron desde hace años, primero con la política del segundo hijo, que suponía el fin de décadas de la ley del único hijo imperante, y ahora con la política del tercer hijo.

Baja natalidad y envejecimiento de la población

El anuncio de esta medida se ha hecho a pocas semanas de publicar el nuevo censo, en el que quedan patentes graves problemas demográficos: una alarmante caída de la natalidad y una pirámide poblacional envejecida. Estos aspectos demográficos ponen en peligro el crecimiento económico del país.

¿Aumentará la natalidad esta política del tercer hijo?

El objetivo de esta modificación en la política de planificación familiar china es tratar de aumentar la natalidad, pero son muchos los expertos y las voces que están alertando de que no se conseguirá únicamente con esta medida. Los altos costes que supone criar a un hijo en este país, sumado a las largas jornadas laborales, el precio de la vivienda, el fuerte estancamiento económico que sufren las mujeres al tener hijos y tener que renunciar a su trayectoria profesional y otras carencias en los servicios sociales son las causas principales de la baja natalidad. Un escenario que nos suena bastante, ya que son muchas de las dificultades a las que la población tiene que hacer frente también en España a la hora de plantearse tener hijos, al igual que en otros muchos países de Europa.

Weibo, una red social que podría ser considerada como el Twitter chino, se hizo rápidamente eco del anuncio de esta medida política y se hizo popular la etiqueta #aquíllegaeltercerhijo, con la que muchos usuarios aprovecharon para poner el foco en cómo se iban a plantear las familias ir a por el tercer hijo cuando no podían hacer frente ni al segundo. No han faltado las críticas, los comentarios irónicos e incluso las burlas ante la medida.

El año pasado se registraron en China solo 12 millones de nacimientos, el nivel más bajo desde finales de la década de los 50.

Este anuncio de ampliar la política de hijos por parte del gobierno chino, también ha ido acompañado del esbozo de algunas otras medidas o novedades: el retraso de la edad de jubilación (establecida en 55 años para las mujeres y 60 para los hombres), mejoras en los servicios de atención a los niños, bajas de maternidad, seguros de nacimiento y campañas de educación para jóvenes sobre el matrimonio y la familia. Los expertos coinciden en que, desde luego, si esta medida no va acompañada y respaldada por ayudas, no tendrá el impacto esperado.

Continúa leyendo