Mascarillas infantiles

Cómo convertir una mascarilla de adulto en una adecuada para los niños

Un doctor y su hijo explican las dos opciones más sencillas para hacerlo en casa en un vídeo fantástico que soluciona en algo más de dos minutos uno de los principales problemas de las salidas de los menores a la calle, que ya no será tal si sigues sus indicaciones.

Madre e hijo con mascarilla
Madre e hijo con mascarilla (Foto: iStock)

Las redes sociales, bien utilizadas, son una herramienta magnífica de divulgación. Si se aprende a discernir bien las fuentes potables de las que no lo son de todas las que hay disponibles en ellas, pueden ser de gran ayuda. Es el caso del vídeo que ha corrido como la pólvora en las últimas horas tanto por Twitter como por los grupos de padres en WhatsApp en el que el doctor Hermann Hernández Vargas y su hijo Tomás explican cómo convertir una mascarilla quirúrgica de adulto para que sea apta para un niño. 

De un plumazo, en un vídeo que dura poco más de dos minutos en los que el contenido es muy didáctico, padre e hijo acaban con uno de los grandes quebraderos de cabeza de las familias con hijos a la hora de prepararse para volver a la calle de nuevo con los peques. Ha sido en la red social del pajarito donde hemos podido comprobar que la procedencia del vídeo era fiable, puesto que al ser difundido por perfiles expertos en materia científica y sanitaria como el periodista Antonio Martínez Ron, fue el propio doctor Hernández, nefrógolo del Servicio Navarro de Salud, el que confirmó que eran su hijo y él los que habían grabado el tutorial.

En el vídeo, aparece Tomás muy metido en el papel de doctor, con bata blanca y fonendoscopio al cuello incluido, explicando de maravilla las distintas opciones que se pueden seguir para disponer de mascarillas infantiles sin necesidad de que estas lo sean en origen. Y es que, pese a que estas existen, no son nada fáciles de encontrar en el mercado estos días en los que la demanda es tan alta por la pandemia de la COVID-19.

Dos versiones diferentes

Después de citar los materiales que se necesitan, una grapadora cargada además de la mascarilla qirúrgica, Tomás detalla con nitidez cada paso de la “operación mascarilla infantil” mientras las manos de su padre los ejecuta. Como puedes ver en el vídeo, hay dos maneras de hacerlo, ambas muy sencillas, aptas para cualquier persona, incluso para las que no sean muy manitas. En la primera de ellas la grapadora es indispensable, pero no así en la segunda fórmula, en la que puede hacerse la conversión de la mascarilla de talla de adulto a infantil con un sencillo nudo. Por lo tanto, puedes seguir las indicaciones de Tomás y de su padre, el doctor Hernández, dispongas o no de grapas en casa. Y no te olvides, en todo caso, de hacerlo con las manos muy limpias.

Es posible que haya llegado a tu poder en los últimos días algún otro tutorial similar para hacer una mascarilla para niños, pero ninguno como este, fantástico para mostrárselo a los peques porque la persona que va contando los pasos a seguir es alguien con el que empatizarán enseguida por motivos obvios. De este modo, además de ir familiarizándose con un artículo que va a ser parte de su rutina de forma inmediata ahora que ya pueden volver a salir de casa los menores, también es muy probable que les despierte la curiosidad de hacerlas en casa con la ayuda de sus padres. A su vez, para estos es una magnífica idea para planificar una actividad en casa con un fin superpráctico, de forma que matarán dos pájaros de un tiro: entretener a los niños a la vez que les enseñan y preparan para las recomendaciones que deben asimilar cuanto antes para afrontar la vuelta al exterior. 

Continúa leyendo