Navidades en familia

Cómo las tradiciones navideñas pueden impulsar el desarrollo infantil

Ahora que se acercan las fiestas de Navidad, es cierto que ya notamos algo de tensión y de nervios en el ambiente, especialmente en las casas con niños pequeños. Según los expertos, las tradiciones navideñas podrían ser muy útiles en el desarrollo de los más pequeños.

Cómo las tradiciones navideñas pueden impulsar el desarrollo infantil
Foto: Istock

No hay duda, la temporada navideña se caracteriza por ser una época tan alegre como emocionante, y no solo para los más peques de la casa, sino también para sus padres. Si bien es cierto que cada familia celebra la Navidad de una manera única y especial (de ahí la magia), es evidente que la construcción de determinadas tradiciones, especialmente desde que los niños son pequeños, puede ser increíblemente beneficioso tanto para su crecimiento como para su desarrollo emocional y mental.

Podemos tomar como ejemplo hacer el tradicional árbol de Navidad, o construir en casa un Belén con plantas y hierbas que los niños deban regar cada día. Este tipo de tradiciones proporciona a los niños una conexión tangible con la mítica historia de Papá Noel y de los Reyes Magos.

Y cuando usamos elementos que los niños pueden tocar cada día, combinando elementos de diversión y sorpresa, pueden ayudar a enseñarles habilidades valiosas, además de vincularlas con las vacaciones y esta época tan especial del año.

Pero, ¿de qué manera podemos crear tradiciones y rituales que serán aún más adecuados para su desarrollo, y las formas en que estos rituales podrían ayudarnos a crecer y convertirse en adultos creativos, afectuosos e inteligentes?

Ahora que nos encontramos a las puertas de la Navidad, es evidente que nos encontramos en el mejor momento para detenernos por un segundo y descubrir algunas tradiciones sencillas que pueden acabar siendo duraderas.

¿Cómo podemos construir tradiciones navideñas ideales para niños y que sean duraderas?

Como señalan muchos psicólogos, las tradiciones ayudan a los niños a procesar y comprender no solo las fiestas navideñas en sí mismas, sino su importancia. Este tipo de rituales deben ser de apoyo, muy alegres, útiles para ayudar a los niños a anticipar las transiciones, lo que puede ser útil para ayudarlos a prepararse emocionalmente, y a sentirse conectados con las personas que van a ver con anticipación.

No en vano, uno de los principales beneficios a la hora de crear y establecer tradicionales, especialmente desde que nuestros hijos son pequeños, es que fomentan una conexión emocional entre el niño, la familia y las vacaciones de Navidad. Así, cuando los niños sienten esta conexión, pueden relajarse y disfrutar aún más de las fiestas navideñas.

Es importante mantener y transmitir las tradiciones porque representan los cimientos de las culturas, validan creencias importantes y afirman, además, nuestra base como seres humanos. Pero, ¿por dónde podemos empezar?

Una clave a la hora de poder establecer tradiciones, y ser sensible a cómo se sienten nuestros hijos con respecto a ellas, es sentarnos a su lado y tener una conversación con ellos. Hablarles con calma sobre la tradición podría ser útil para ayudarnos a entenderla. Y, luego, es muy recomendable preguntarles qué piensan al respecto.

Tradiciones navideñas y niños
Foto: Istock

Como indican los psicólogos infantiles, desde la perspectiva del desarrollo infantil, lo que se sabe es que los niños necesitan que sus padres sean su recurso más confiable para poder entender el mundo. De esta manera, mientras más niños puedan expresar sus sentimientos y pensamientos, muchísimo mejor para el futuro.

Teniendo en cuenta esta finalidad, los rituales festivos especialmente ligados a la Navidad deben reforzar el mensaje del día festivo, ya sea la familia, la unión, el amor o la comunidad (o cualquier otra cosa). Se trata, básicamente, de dar un paso atrás y preguntarnos: “¿Cuáles son los mensajes importantes que sobre estas fiestas deseamos que conozcan nuestros hijos, y que les ayuden a sentirse conectados con ellas?”.

¿Por qué es importante crear tradiciones?

Ayudan a fortalecer los lazos familiares

Las tradicionales, ya sean o no navideñas, ayudan a vincular a los niños con otros miembros de su familia, y con el pasado de esta. En muchas casas, los rituales navideños tienden a ser personalmente significativos para esa familia en concreto; algo que han transmitido durante generaciones. 

Si bien es cierto que ayuda al niño a prepararse para disfrutar de las vacaciones y esperar a que lleguen, también lo une a su propia historia familiar, lo cual puede resultar muy positivo, dado que esta conexión con la familia les proporciona todo lo necesario para desarrollar habilidades y cualidades valiosas, al apoyar la construcción de los valores familiares, la confianza y la identidad.

Además, abre la puerta a comprender el pasado, dar sentido al presente y, sobre todo, construir sobre el futuro.

Son útiles para construir la imaginación

Muchos de los rituales tradicionales de Navidad requieren que los niños dejen a un lado la incredulidad y abracen lo fantástico. Y, además, hacerlo puede ser de gran ayuda para su desarrollo mental. 

La fantasía ayuda a promover el desarrollo del simbolismo, la diferenciación entre conceptos reales e imaginarios, y el razonamiento lógico, en especial entre los más pequeños.

Promueve el pensamiento crítico

Una de las principales habilidades que los niños empiezan a desarrollar cuando todavía son pequeños, y que les ayuda a comprender mejor el mundo, es la capacidad de pensar de forma crítica, o analizar una situación o problema para, luego, tomar una decisión al respecto. 

Curiosamente, las tradiciones navideñas pueden ser de muchísima ayuda a la hora de apoyar su desarrollo, ya que el pensamiento crítico se refuerza cuando la mente, aún en desarrollo, toma en cuenta tanto los elementos de la fantasía como la realidad, y le da sentido a la información de una forma que es socialmente aceptable dentro del contexto familiar de la experiencia del mundo del niño.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo