Coronavirus

Cómo ventilar las aulas y el hogar para reducir los contagios por COVID-19

La ventilación en espacios cerrados es fundamental para reducir el riesgo de contagio por COVID-19. Analizamos cómo deben ventilarse las aulas y otros espacios cerrados como el hogar. Cuanto mayor sea le ventilación, mejor.

Ventilar los espacios cerrados es, según los expertos, fundamental para tratar de reducir el riesgo de contagio por COVID-19. En concreto, cómo deben ventilarse las aulas es uno de los temas en los que más hincapié se está haciendo para reducir los contagios en los centros educativos.

¿Ventilar y purificar el aire es lo mismo?

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y técnicos de la Asociación Mesura han desarrollado una guía sobre cómo debe ser la ventilación en las aulas, que debe realizarse teniendo en cuenta el volumen de la sala, el número y la edad de los ocupantes y la actividad.

En primer lugar, lo que debemos saber es qué es ventilar y qué diferencia hay entre ventilar y purificar el aire: “La ventilación se refiere a renovación de aire, es decir, sustitución del aire interior, potencialmente contaminado, con aire exterior, libre de virus. La utilización de un ventilador en un ambiente interior cerrado no equivale a ventilar en el sentido de renovación de aire. La purificación del aire consiste en la eliminación de las partículas en suspensión, susceptibles de contener virus. El método más sencillo y eficaz es la filtración”, explican los autores en esta guía.

¿Cómo se reduce el riesgo de contagio?

El riesgo de contagio por COVID-19 es mayor en espacios interiores que al aire libre, ya que las partículas en suspensión o aerosoles no circulan y pueden acumularse. Para reducir ese riesgo en interiores, los expertos hablan de dos conceptos fundamentales: emisión y exposición.

Los investigadores señalan que para reducir la emisión de aerosoles es necesario:

  • Reducir el número de personas.
  • Procurar que haya silencio o volumen de habla bajo (al hablar fuerte o gritar la emisión es 30 veces superior).
  • Realizar actividad física relajada (al aumentar la intensidad de actividad se aumenta la emisión).
  • Tener la mascarilla bien ajustada.

Para reducir la exposición a los aerosoles, lo que se debe hacer es:

  • Llevar la mascarilla bien ajustada, incluso en ausencia de otras personas si estas han abandonado la sala muy recientemente.
  • Reducir el tiempo de exposición.
  • Aumentar la distancia interpersonal.
  • Ventilar o purificar el aire para eliminar o reducir la concentración de virus.

¿Cuántas veces se deben ventilar las aulas?

Una de las dudas que se presentan en los centros educativos con más frecuencia es cuántas veces o cada cuánto tiempo se deben ventilar las aulas. Según los investigadores que han participado en la elaboración de este documento, hay que tener en cuenta lo siguiente: “La ventilación necesaria para reducir el riesgo de contagio depende del volumen de la sala, el número y la edad de los ocupantes, la actividad realizada, la incidencia de casos en la región y el riesgo que se quiera asumir. La guía de Harvard recomienda 5-6 renovaciones de aire por hora para aulas de 100 m², con 25 estudiantes de 5-8 años", y establece esta clasificación:

ventilar aulas 1
Fuente: Guía para ventilación en aulas. Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, IDAEA-CSIC Mesura

Es decir, lo recomendable es ventilar 5-6 veces por hora.

Cuanto mejor sea la ventilación, menor es el riesgo de contagio.

¿Qué hacemos con el frío?

A medida que vamos avanzando hacia el invierno, el frío dificulta la ventilación de las aulas, sin embargo, como hemos visto, es un método de gran ayuda para reducir contagios en las clases, por lo que los expertos recomiendan: “En los periodos de frío, si se opta por ventilación natural, habrá que elegir entre reducción de riesgos sanitarios y confort térmico. Disponer de ropa de abrigo cómoda para interiores permitirá no abusar de la calefacción con ventanas parcialmente abiertas. Si no es posible la ventilación natural debido a las condiciones climatológicas sería necesario avanzar en las soluciones según los cambios meteorológicos previstos. Se puede empezar a implementar ventilación forzada y/o purificación de aire antes de que estas condiciones se alcancen”.

Otras recomendaciones

Guía para ventilación en aula
Fuente: Guía para ventilación en aulas. Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, IDAEA-CSIC Mesura

Los investigadores que han participado en la elaboración de esta guía, también hacen otras recomendaciones y aclaraciones:

-Mantener siempre las medidas de distancia e higiene.

-Las actividades en exterior son siempre preferibles al interior, incluido desayuno. Si la actividad se hace en el interior, lo ideal es la ventilación natural, especialmente ventilación cruzada (ventanas y puertas en lados opuestos). Si la ventilación natural no es suficiente, se puede recurrir a equipos extractores o impulsores individuales con un caudal de aire adecuado. Cuando se dispone de sistemas centralizados de ventilación forzada, la tasa de aire exterior se debe incrementar y la recirculación se debe reducir.

-Si todo lo anterior no es posible, recomiendan recurrir a los filtros HEPA.

-Aseguran que la solución final puede ser combinar ventilación natural y purificación.

¿Y cómo ventilamos en casa?

Hay que tener en cuenta que los consejos expuestos en esta guía son aplicables, además de a las aulas, a otros espacios interiores como oficinas u otros edificios de uso público, pero ¿cómo ventilamos en casa?

Ventilar el hogar cada día es la mejor manera de mantener una buena calidad del aire. La Comunidad de Madrid ofrece en su web algunos consejos prácticos para ventilar el hogar, entre los que destacan:

- Optar por la ventilación natural. Se recomienda ventilar todas las estancias cada día, abriendo al menos 15 minutos las ventanas.

- Tratar de generar corriente entre ventanas y puertas.

- No optar por recurrir a ventiladores, ya que no renuevan el aire y favorecen la dispersión de los aerosoles.

- Si los cuartos de baño cuentan con sistema de extracción, se deberán mantener funcionando permanentemente.

- Al tirar de la cadena siempre es conveniente hacerlo con la tapa bajada, ya que lo contrario puede generar aerosoles susceptibles de contener virus.

Continúa leyendo