Alimentación

¿Compras el melón y la sandía cortados porque no te caben en la nevera? No deberías hacerlo

Ambas frutas están compuestas en un 90% de agua y son bajas en calorías, aportan vitaminas, fibra dietética y componentes naturales. El problema aparece cuando se compran cortadas porque puede ser el causante de muchas intoxicaciones veraniegas.

alimentación
Fuente: iStock

El melón y la sandía son conocidas por ser las frutas por excelencia en verano, aquellas que no faltan en nuestras neveras al ser un 90% agua y muy refrescantes para el cuerpo. Sin embargo, su tamaño es demasiado grande para muchas neveras y los supermercados o fruterías las cortan para que sea más fácil para el consumidor.

 

El problema aparece cuando al comprar la fruta ya cortada, no es posible estar seguro de que el proceso se ha realizado de la forma adecuada. "Antes de llegar al consumidor, debe de pasar por un filtro de lavado, cortado, envasado y meterlo inmediatamente en el frigorífico para evitar que los microorganismos crezcan y se proliferen", anuncia Beatriz Robles en una entrevista en Maldita Ciencia.

Según el servicio de salud de la comunidad de Madrid, las bacterias se encuentran en el medio ambiente, durante la producción, el transporte o el almacenamiento y la fruta se puede contaminar con famosas bacterias como son la Salmonella o Listeria. Además, recomienda que a la hora de manipular la fruta, se utilicen utensilios de cocina limpios y una buena higiene en las manos.

Además, si la fruta cortada se mantiene a temperatura ambiente, las bacterias se multiplican rápidamente en ella. La piel o cáscara de algunas frutas y verduras ayuda a proteger su interior de microorganismos nocivos para nuestra salud.

Por ejemplo, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) constató en el año 2014 que la bacteria Salmonella puede crecer rápidamente en el melón cortado conservado a temperatura ambiente, sin deterioro aparente de su aspecto.

Beneficios del melón y la sandía

Los beneficios son amplios y van desde aportar agua, vitaminas, fibra dietética y componentes nutricionales, hasta actuar como antioxidantes en el organismo previniendo algunos tipos de cáncer y retrasando el envejecimiento, según Unica Group, una cooperativa que tiene la finalidad de promover la integración entre miles de agricultores.

En particular, según Unica Group, “la sandía contiene vitamina A en forma de carotenos, específicamente el licopeno, pigmento que le da el color característico a la sandía y es el que le otorga su propiedad antioxidante. También contiene vitamina B6 que regula el sistema nervioso y participa en el metabolismo de otros nutrientes. La vitamina C se encuentra en menor proporción, favoreciendo el sistema inmunológico, participando en la producción de colágeno a nivel de la piel y en la correcta cicatrización”.

“El melón, cuenta con propiedades nutricionales similares a la sandía, pero con la diferencia de que aporta una mayor cantidad de vitamina C, potasio y betacaroteno”.

Lo mejor sería no comprar sandia y melón cortados. Si no queda otra opción debido a una nevera pequeña o falta de tiempo, lo fundamental es lavar la fruta y la verdura en casa antes de consumirla, incluso al haberle quitado la piel.

Propiedades del melón y la sandía

Según Diario de una Maratón, estas son las propiedades de la sandía y el melón: 

Hidratante y depurativa : debido a su alto contenido en agua. Es recomendable para dietas de adelgazamiento o para personas que necesitan consumir alimentos depurativos ya que ayudan a solucionar los problemas de retención de líquidos.  

Su poder antioxidante y anticancerígeno:  le viene proporcionado por su color rojo, el cual también está presente en otras frutas y hortalizas como las fresas, las frambuesas o el tomate.

La fibra que contiene también colabora en su naturaleza depurativa: tienen el poder laxante, es decir que ayudan al corazón y alivian las agujetas de muchos deportistas.  

Celia

Celia Martínez

Detrás de cada niño que cree en sí mismo, hay un progenitor que creyó en él primero. Así que… ¿por qué no construimos a través de la educación y el amor a niños fuertes para no tener que reparar adultos rotos?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo