Condenado por abusos sexuales

Condenado a casi 50 años de cárcel el profesor del colegio Valdeluz por 12 delitos de abusos sexuales

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a casi 50 años de cárcel al que fuera profesor del madrileño colegio Valdeluz tras ser declarado culpable de doce delitos de abusos sexuales cometidos contra algunas de sus alumnas.

El ex profesor del colegio Valdeluz Andrés Díez Díez, ha sido condenado a 49 años, 5 meses y 21 días de cárcel por 12 delitos de abusos sexuales realizados entre 2004 y 2014 contra menores de este mismo colegio. El condenado, que impartía clases de Ética, Religión y Música, mantenía una relación cercana con sus alumnas y aprovechó que era un profesor valorado y querido para someter a las alumnas a tocamientos de diversa índole y satisfacer su impulso sexual.

Los abusos tuvieron lugar tanto en el citado colegio como en la academia de música que el ya condenado dirigía, haciendo abuso de su superioridad, aprovechaba la relación cercana que tenía con sus alumnos para realizar tocamientos a las víctimas “comenzando con besos, abrazos, cosquillas, hasta ir aumentando los toqueteos progresiva y gradualmente en el tiempo, llegando a manosear piernas hacia ingles y zona vulvar e interior de los muslos, espaldas, senos y nalgas”, según relata la sentencia. El fallo también establece que la mayor parte de los delitos fueron continuados y algunos de ellos agravados por la edad de las víctimas.

El representante del Ministerio Fiscal pedía 69 años de cárcel por 14 delitos de abuso sexual, pero tras el análisis de la conducta ejercida sobre cada una de las víctimas, solamente sobre dos de ellas no se consideran acreditados los abusos, en uno de los casos por la retractación total por parte de la víctima de lo que había declarado anteriormente y, en el otro caso, por falta de pruebas. La condena echa por tierra los argumentos del exprofesor del Valdeluz que hasta ahora había tratado de defenderse sosteniendo que las acusaciones solo eran fruto de una confabulación de las chicas como venganza contra su mujer, también profesora de la academia de música. La sala obliga también al condenado a indemnizar a las víctimas por daños morales y declara al colegio responsable civil subsidiario.

También te puede interesar:

Continúa leyendo