Cuba elimina la transmisión vertical del sida y la sífilis de madre a hijos

Para la doctora Carissa Etienne “el logro de Cuba inspira a otros países a avanzar hacia la eliminación de la transmisión vertical del VIH y la sífilis”.

Cuba elimina la transmisión vertical del sida y la sífilis congénita

Casissa Etienne, que además es directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), ha afirmado que “el éxito de Cuba demuestra que el acceso universal y la cobertura universal de salud son factibles y de hecho son la clave del éxito, incluso en contra de desafíos tan complejos como el VIH”.


Las mujeres con VIH que se quedan embarazadas y no reciben tratamiento médico tienen entre un 15% y un 45% de posibilidades de transmitir el virus a sus bebés durante el embarazo, parto o lactancia. Sin embargo, este porcentaje se reduce drásticamente hasta el 1% si reciben los antirretrovirales necesarios.

Cuba ya en 2013 había conseguido reducir la tasa de transmisión en estos casos a un 1.75% lo que hace que la OMS la considere eliminada puesto que la tasa se coloca por debajo del 2% que marca la institución.

Desde 2010 se lleva implementando una iniciativa regional para eliminar la transmisión vertical del VIH y la sífilis congénita en los países americanos.

Esta iniciativa incluye el acceso temprano al cuidado prenatal, exámenes de VIH y sífilis, tanto en las embarazadas como en sus parejas, y tratamiento para las mamás y los bebés en los que los resultados dieron positivo. Además, para evitar la transmisión se realizaron para estos casos partos po rcesárea y sustitución de la leche materna. La OMS calcula que, actualmente, otros seis países y territorios americanos podrían solicitar la validación de la doble eliminación de estas enfermedades, entre las que se encuentran Barbados, Canadá, Estados Unidos y Puerto Rico.

En tan sólo una década el número de niños nacidos con VIH, en América Latina y el Caribe, ha caído un 80% gracias al tratamiento antirretroviral que recibieron el 90% de las madres embarazadas frente al 60% de tratadas en años anteriores.
Los expertos señalan que el tamaño de la isla caribeña con once millones de habitantes y la larga trayectoria del sistema cubano de atención primaria son los principales factores para el cumplimiento de las metas de la OMS.

Una buena noticia a nivel mundial que nos alegra a todos, tanto su consecución como la posibilidad de conseguir una próxima generación libre de estas enfermedades.

 

Continúa leyendo...

COMENTARIOS