Intercambiadas por error

Dos niñas fueron intercambiadas por error en un hospital de La Rioja hace 19 años

Un error humano pudo ser la causa de que dos bebés fueran intercambiadas por error en un hospital de Logroño hace ahora 19 años. Una de las chicas, de ahora 19 años, reclama una indemnización de más de 3 millones de euros.

incubadoras
Foto Istock

Parece increíble, pero esta noticia ha saltado a todos los medios creando un auténtico revuelo: se ha conocido ahora el caso de dos niñas (ahora jóvenes de 19 años) que fueron intercambiadas por error al nacer en el Hospital San Millán de Logroño. Cada una de ellas fue entregada a una familia que no era la suya debido, según apunta la Consejería de Salud, a un error humano.

Un error que se cometió hace 19 años

En 2002, dos niñas nacieron con una diferencia de 5 horas entre ellas, ambas con problemas de poco peso y las dos fueron llevadas a la incubadora. Según ha desvelado la investigación de Diario La Rioja, parece que fue precisamente en las incubadoras donde pudo cometerse un error humano que hizo que las niñas fuesen entregadas a la familia equivocada.

La consejera de Salud de La Rioja, Sara Alba, ha expresado en rueda de prensa que se ha realizado una investigación que arroja «que se produjo un error humano» y ha afirmado que no es posible dar con el responsable de la equivocación: “No hemos podido saber quién y es evidente que los sistemas con los que se contaba antes no estaban informatizados con tanto detalle como ahora”.

Una indemnización por daños morales

El caso se descubrió porque la abuela de la ahora demandante (ahora ya una joven de 19 años), que se había hecho cargo de su crianza, según informa el citado medio, interpuso una demanda de alimentos contra el padre de la niña por no hacerse cargo de ella. Cuando la chica se hizo una prueba de ADN a petición de la magistrada por motivo de esa demanda, los resultados determinaron que no era hija de su padre. La sorpresa fue aún mayor cuando después se descubrió que tampoco lo era de su madre. Ante la alerta de esta chica, el hospital comenzó a investigar llegando a la conclusión de que el mismo día de su nacimiento, vino al mundo otra niña con características similares por la que pudo ser cambiada. Además, descubrieron que ambas niñas tienen el grupo sanguíneo cambiado. Otra "anomalía" fue el seguimiento del peso, que no cuadraba.  Ahora, la joven reclama una indemnización de más de 3 millones de euros a la Consejería por daños morales. Por el momento no parece haber constancia de que la otra joven víctima del error haya denunciado.

El procedimiento a día de hoy se encuentra a expensas de unas pruebas de ADN solicitadas el pasado enero para descubrir si los padres de aquella bebé eran en realidad los padres biológicos de la demandante. En caso de ser así, la joven que ha interpuesto la demanda no podrá conocer a su madre biológica, ya que falleció en 2018.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo