Cáncer

El cáncer de mama se convierte en el tumor más común en el mundo

Se trata de la enfermedad oncológica más frecuente en el mundo y supera, por primera vez, al cáncer de pulmón. La detección precoz, la forma más fiable de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos, se complica en un contexto global marcado por la pandemia.

lazo rosa del cáncer de mama
Fuente: Unsplash

En el Día Mundial contra el Cáncer, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informa en un comunicado de que el cáncer de mama es la enfermedad oncológica más frecuente en el mundo, según han confirmado los resultados de diciembre de 2020 de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC).

La IARC afirma que, en el año 2020, se diagnosticaron 2,3 millones de casos de cáncer de mama en todo el mundo. Estas cifras superan, por primera vez, el número de casos de cáncer de pulmón. Así pues, desde ahora el tumor de las mamas representa el 11,7% de todos los casos nuevos de cáncer en ambos sexos.

Además, la agencia revela que el pasado año, la carga mundial de cáncer aumentó a 19,3 millones de nuevos casos y produjo 10 millones de muertes. Alerta la OMS de que conforme a estos datos, “una de cada 5 personas desarrolla cáncer durante su vida, y uno de cada 8 hombres y una de cada 11 mujeres mueren de la enfermedad”. Las previsiones de la IARC, auguran que esta incidencia puede duplicarse en el año 2040.

Ante estos hallazgos, Naciones Unidas tiene previsto iniciar una campaña de prevención para el cáncer de mama porque, según informan, esa es la forma más eficaz de reducir las muertes por esta causa. La OMS aprovecha para poner de manifiesto la necesidad de apoyar la investigación, tanto de prevención del cáncer como de abordaje del mismo, más aún en los casos de tumor de mama, cuello uterino y cáncer infantil.

La pandemia agrava la situación

En medio de una pandemia global, nos hemos acostumbrado a retrasar las consultas médicas, a quitar importancia a las dolencias y a posponer las revisiones. Esto tiene un efecto directo en los problemas del diagnóstico y de tratamiento: y es que ahora las personas diagnosticadas (o no) tienen que lidiar con la interrupción de los servicios médicos y tienen mayor riesgo de agravar esa u otras enfermedades que puedan padecer.

En relación a esto, la OMS realizó una encuesta en 2020 cuyo resultado manifestó que el tratamiento del cáncer se había interrumpido en más del 40 por ciento de los países encuestados durante la pandemia. Diariamente estudios, noticias y denuncias dentro y fuera de las redes sociales respaldan esta nueva realidad caracterizada por retrasos, abandono y preocupación entre pacientes y familiares. Puede que la COVID-19 haya paralizado nuestras vidas y los ensayos clínicos e investigaciones, sin embargo, las células cancerígenas siguen multiplicándose.

La organización concluye la noticia con un mensaje de esperanza que pone la toda la atención en el diagnóstico, “el cáncer de mama tiene una alta probabilidad de curación si se diagnostica a tiempo y si se trata de la forma adecuada”, así que, la mejor forma de conmemorar el Día Mundial contra el Cáncer 2021 es que los organismos gubernamentales tomen cartas en el asunto y puedan garantizar a todas y cada una de las personas, un acceso seguro y apropiado a los tratamientos de salud.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo