Antivacunas

El hijo de una pareja antivacunas se inmuniza al cumplir los 18 años

Sus padres tienen la creencia de que las vacunas provocan daños cerebrales y están ligadas a enfermedades.

Ethan Lindenberger, un adolescente de Ohio (EE.UU.), ha crecido en una familia antivacunas. El joven de 18 años no había sido vacunado de enfermedades como varicela, sarampión, hepatitis o rubéola. Tras informarse sobre el tema y concienciarse de la importancia y de la repercusión que podría tener la decisión tomada por su madre en su propia salud, el adolescente ha decidido inmunizarse nada más cumplir la mayoría de edad.

“Me puse todas las inyecciones que mi madre no me dejó ponerme a lo largo de mi vida”, ha declarado el joven.

Según ha explicado el propio Ethan, sus padres se negaron a ponerle vacunas desde pequeño porque consideran que están ligadas a enfermedades como el autismo y que, además, provocan daños cerebrales. Esta convicción en sus progenitores, más concretamente en su madre, se originó tras la búsqueda de información en internet sobre las vacunas.

Antes de tomar la decisión, Lindenberger decidió escribir un post en la red social Reddit para solicitar información y ayuda. “Mis padres creen que las vacunas son alguna clase de maquinación del Gobierno. Es algo realmente estúpido y he tenido más de una discusión sobre esto con ellos. Pero, debido a sus creencias, nunca he sido vacunado ni nada, solo Dios sabe cómo sigo con vida, escribió el joven.

A pesar de que Ethan sigue sin tener el consentimiento y la aceptación de su madre, el adolescente ya ha recibido la primera dosis de vacunas para diferentes enfermedades. Sin embargo, ha pedido disculpas por las palabras dirigidas hacia su progenitora en la red social Reddit.

"Tuve que disculparme por algunas de las cosas que dije en Reddit, donde dije que era irracional, loca y tonta porque estaba molesto. No esperaba estar en el ojo público y tener que proteger a mi madre", explicó el chico.

En el Estado de Ohio, donde vive Ethan con su familia, los padres cuentan con el derecho a tomar las decisiones médicas de sus hijos. Por ello, al no tener el consentimiento de su madre, el joven ha tenido que esperar hasta los 18 años para poder acudir al centro de salud e inmunizarse.

“La gente tiene que informarse de forma veraz. Tienen que saber que hay que inmunizar a los niños. Debido al movimiento antivacunas mueren por enfermedades que prácticamente ya no existían, declaró el joven.

El caso de Lindenberger ha tenido mucha repercusión en Estados Unidos y las autoridades buscan que su ejemplo llegue al colectivo antivacunas.

Movimiento antivacunas

Un artículo de Andrew Wakefield publicado en 1998 relacionaba las vacunas con enfermedades como el autismo. A pesar de que los argumentos del informe no contaban con base científica que los avalase y han sido desacreditados desde entonces, han provocado un crecimiento de los antivacunas.

El creciente rechazo a las vacunas puede suponer la reaparición de enfermedades que creíamos erradicadas. La información, investigación y orientación de profesionales son esenciales en estos casos de desinformación.

Aroa

Aroa Calvo Rodal

Gallega y periodista. Amante de todo lo relacionado con el mundo de la comunicación, sigo aprendiendo día a día. Me encantan las tardes de cine, la música, viajar, leer, pasar tiempo con mis amigos y, sobre todas las cosas, el mar.

CONTINÚA LEYENDO