Pobreza infantil

España se sitúa entre los países europeos con mayor tasa de pobreza infantil

UNICEF ha publicado un informe en el que nuestro país alcanza una tasa de pobreza infantil del 27,4%, lo que nos coloca a la cabeza de la Unión Europea, junto con Rumanía, Bulgaria e Italia. Las cifras son muy preocupantes y la situación de crisis económica no ha hecho más que empeorar la situación.

La organización UNICEF España ha presentado el informe “Report Card nº 11”, el cual mide la situación de la infancia en las 29 economías más avanzadas del mundo, de acuerdo con cinco dimensiones clave de la vida de los niños: bienestar material, salud y seguridad, educación, conductas y riesgos, y vivienda y medio ambiente. La principal conclusión del estudio es que la pobreza infantil en estos países no es inevitable, sino que es sensible a las políticas y que determinados países protegen mejor que otros a los niños más vulnerables.

Los resultados de España son muy preocupantes: con una tasa de pobreza infantil del 27,4%, lo que nos convierte en “uno de los países de la Unión Europea con mayor pobreza infantil y donde las prestaciones monetarias tienen menor impacto. Durante la última década el riesgo de pobreza infantil ha sido mayor que el riesgo de pobreza de los adultos", explica la responsable de Incidencia Política y Estudios de UNICEF España, Cristina Junquera. "La pandemia de la COVID-19 sin duda va a amplificar estos datos y va a aumentar la pobreza, la exclusión y la desigualdad infantil", alerta.

En la otra cara de la moneda están Países Bajos y cuatro países nórdicos (Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia), que ocupan los primeros puestos de la clasificación general del bienestar infantil. En este análisis comparativo, España se encuentra además a la cola en el ámbito educativo, ocupando el puesto 26 de 29 países analizados.

“Los niños con peores niveles de bienestar sufren las consecuencias el resto de sus vidas. Intentar atajar o mitigar el impacto de las secuelas en el futuro es más difícil, más costoso y tiene menos probabilidades de tener éxito. De ahí que las intervenciones en la primera infancia sean cruciales y deban ser apoyadas por medidas en la etapa escolar para no perder los avances hechos al principio”.

El informe incluye una comparativa de datos entre 2000 y 2010, y señala que ya en 2008, los hogares con hijos sufrieron especialmente los efectos de la crisis económica. En este momento no creció solo la pobreza infantil, sino también su cronicidad y su correlación con la pobreza material. Además, la ONG afirma que, entre el último trimestre de 2019 y el segundo de 2020, el aumento del porcentaje de hogares sin ingresos fue prácticamente el doble en los hogares con niños y niñas que en el resto. El impacto de la COVID-19 ha hecho aún más mella en esta situación, y las cifras se reflejan en organizaciones como Cruz Roja, que en los últimos meses han visto quintuplicarse las peticiones de ayuda por culpa de la pandemia en zonas como la Sierra Norte de Madrid. 

UNICEF habla de las posibles soluciones a través de ayudas: "Hay tres opciones posibles para aumentar la eficacia de las medidas para reducir la pobreza infantil: en primer lugar, mantener y aumentar la cuantía de la prestación por hijo a cargo; en segundo lugar, elevar el umbral de ingresos en el hogar para poder acceder a esta prestación y llegar así a más personas que se encuentren en pobreza moderada; y, en tercer lugar, convertir en reembolsables las deducciones por hijo del IRPF", asegura Junquera.

Por último, la ONG menciona la Garantía Infantil Europea, la nueva política europea para abordar la política infantil y que supone una oportunidad para que todos los países inviertan más y mejor en reducir la pobreza y la exclusión social de la infancia.

Podría haber esperanza en que la situación pueda mejorar, pues la ONG Save The Children considera que el aumento en 60 millones de euros del presupuesto destinado a luchar contra la pobreza infantil, en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021, es "un primer paso para paliar la crisis económica en las familias más vulnerables".

Continúa leyendo