Coronavirus

Estado de alarma y niños: preguntas más frecuentes

La pandemia causada por el coronavirus ha hecho decretar el estado de alarma en España y ante esta situación son muchas las dudas que han surgido, algunas de ellas relacionadas con los niños y cómo les afecta esta situación. Resolvemos las más frecuentes.

La expansión del coronavirus ha llevado a decretar el estado de alarma en España, situación que, con esta, solo ha ocurrido dos veces en la historia de la democracia. Ante esta situación son muchas las dudas que han surgido sobre qué esta permitido hacer y qué no. Muchas de esas inquietudes tienen que ver con cómo afecta a los niños.

boe1
Fuente: BOE

Hay que recordar que según el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, publicado en el BOE, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, solo se permite salir a la calle para actividades muy concretas, guardando la distancia de seguridad y solo el tiempo indispensable para realizarlas:

Artículo 7. Limitación de la libertad de circulación de las personas.
1. Durante la vigencia del estado de alarma las personas únicamente podrán circular por las vías de uso público para la realización de las siguientes actividades:
a) Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.
b) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.
c) Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.
d) Retorno al lugar de residencia habitual.
e) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.
f) Desplazamiento a entidades financieras y de seguros.
g) Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.
h) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada.

Estas medidas tienen como objetivo frenar la curva de contagio y proteger a la población.

¿Puedo ir a la compra con los niños? ¿Y a la farmacia?

BOE 2
Fuente: BOE

Tras el decreto inicial, el Gobierno ha hecho algunas modificaciones sobre el aprobado el pasado sábado y entre los cambios que se han incluido está que los padres tengan la posibilidad de ir al supermercado o la farmacia, por ejemplo, con hijos menores:

Así lo recoge el Real Decreto Ley publicado este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE).


Artículo único. Modificación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, queda redactado en los siguientes términos:
Uno. Se modifican el primer inciso y la letra h) del artículo 7.1, con la redacción siguiente:

«1. Durante la vigencia del estado de alarma las personas únicamente podrán circular por las vías o espacios de uso público para la realización de las siguientes actividades, que deberán realizarse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores, mayores, o por otra causa justificada».
«h) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza.»


Con esta modificación lo que se pretende es que, si los padres no tienen con quién dejar a los hijos menores y deben salir, por necesidad, salir a hacer una de las actividades autorizadas por el gobierno, como ir a comprar o a la farmacia, puedan hacerlo con sus hijos. No obstante, cabe recordar que la recomendación principal es siempre hacer esos desplazamientos de manera individual, ya que esta medida trata de proteger a los ciudadanos. No sebe entenderse como argumento para salir a pasear con los niños: se trata de protegerles (el hecho de que el coronavirus afecte a los niños con síntomas más leves, generalmente, no les hace inmunes a la enfermedad), protegernos y proteger a todos los ciudadanos.

No está regulada la duración determinada de esas salidas, pero sí se advierte de que la permanencia en los establecimientos comerciales debe ser la estrictamente necesaria para la compra de los productos de primera necesidad.

¿Se puede salir a las zonas comunes de la comunidad de vecinos?

patio de vecinos
Fuente: @CAFMadrid

La respuesta a esta pregunta es No. No se puede salir a azoteas ni patios de vecinos a no ser que sea por alguna de las excepciones recogidas por la ley, es decir, como zona de tránsito para efectuar alguna de las salidas autorizadas o para tender la ropa. No se puede permanecer en estas zonas comunes, por lo que no puede ser utilizada como espacio de reunión ni de juego.

El Colegio de Administradores de Fincas de Madrid recoge en su cuenta de Twitter el comunicado de la Comunidad de Madrid a los administradores de fincas y vecinos con las medidas excepcionales por el COVID-19. Y recuerdan la obligación de cerrar las zonas comunes.

¿Cómo puede afectar psicológicamente a los niños esta situación?

Esta situación puede provocar tanto en niños como en adultos sensaciones y sentimientos a los que no estamos acostumbrados. Desde la Sociedad de Psiquiatría Infantil, (SPI), sociedad integrada en la Asociación Española de Pediatría (AEP), han elaborado un documento, coordinado por la Dra. Azucena Díez, presidente de la Sociedad de Psiquiatría Infantli, en el que hablan de algunos de estos sentimientos más frecuentes:

- Incertidumbre: tanto adultos como niños podemos experimentar incertidumbre ante todo lo que está pasando debido a la cantidad de información y de noticias que estamos recibiendo. “Además de la limitación de las actividades fuera del hogar y la suspensión de las clases, muchos proyectos personales y familiares, como viajes, celebraciones, y otras decisiones importantes se van truncando. Algunas familias pueden sufrir restricciones económicas debido a la situación laboral. Y es cierto que por el momento se desconoce cuánto va a durar la situación”, recogen en dicho documento.

- Miedo: sentir miedo, ansiedad o pánico puede ser habitual y es comprensible porque en la sociedad hay miedo a enfermar, al contagio, al aislamiento, a la enfermedad o incluso a la muerte de seres cercanos más vulnerables… “El confinamiento puede generar tensión entre los distintos miembros de la familia. Los niños también muestran estas mismas preocupaciones”, explican los expertos en el texto.

- Aislamiento de los seres queridos: es importante tener en cuenta que esta situación de aislamiento es difícil y muy rara para todos, incluidos los niños: “los niños están acostumbrados a convivir con sus amigos, compañeros y también con la familia extensa, tíos, primos y abuelos. La suspensión de las actividades escolares presenciales en un principio les puede parecer novedosa, pero pronto comenzarán a aburrirse y agobiarse. Echarán de menos pasar tiempo al aire libre, estar acompañados y hasta tener obligaciones rutinarias”.

- Comportamientos regresivos: si durante estos días aparecen en los niños comportamientos regresivos como mostrar más apego, lloriquear más, hablar como si fueran más pequeños o incluso hacerse pis en la cama, hay que tener en cuenta que son actitudes que pueden presentarse como reacciones de ansiedad, que pueden ser diferentes según la edad. También pueden aparecer somatizaciones: dolores o síntomas relacionados con la ansiedad u otras emociones negativas.

- Desobediencia o rebeldía: si los niños presentan más resistencia a los límites y están más desobedientes también debemos saber que pueden ser respuestas habituales ante esta situación.

¿Cómo podemos ayudar a los niños?

Los expertos de la Sociedad de Psiquiatría Infantil (SPI) también han dado algunas recomendaciones para tratar de ayudar a los más pequeños mientras dure el estado de alarma y la incertidumbre:

- En primer lugar, proponen tener paciencia, más que de costumbre. Es necesario mostrarles cariño y apoyo incondicional.

- Hay que animarles a mostrar sus sentimientos y sus miedos, siendo comprensivos con ellos. Los dibujos, los juegos, los cuentos, etc. pueden ser buenos recursos para ayudarles a expresarse.

- Es muy importante informarles. No podemos tratar de ocultárselo todo o hacer como si no pasara nada: “obtener información de fuentes fiables, filtrarla y ofrecérsela de una forma adaptada a su edad, separándoles si es necesario las conversaciones por edades. Limitar la exposición a las noticias. En cada caso se debe valorar si es oportuno o no que vean el telediario, como norma general para menores de 6 años no suele ser apropiado, y es mejor verlo como máximo una vez al día. Ir actualizándola en algún momento concreto del día y evitar alimentar bulos o rumores”., aconsejan los expertos.

- Si conocemos a personas afectadas por el coronavirus, es importante evitar los gestos de rechazo o de discriminación hacia ellas: “el temor a ser contagiados puede hacer que realicemos comentarios o gestos despectivos hacia estas personas. Los niños son un reflejo de las reacciones de los padres, por lo que debemos mostrarnos cuidadosos”.

- Los niños necesitan rutinas y orden porque esto les da seguridad.

- Cuidado con las pantallas: ante esta situación es habitual ser más permisivos o tratar de compensar el malestar haciendo ciertas concesiones, pero los expertos advierten: “será muy frecuente durante el aislamiento excederse en el tiempo de pantallas, en especial en adolescentes. A medio y largo plazo, consentir y sobreproteger conlleva consecuencias negativas. Debemos intentar seguir estableciendo límites, con cariño y coherencia.

- Comunicación con amigos y familiares: puede ayudar a que los niños se sientan mejor el hacer videollamadas, llamadas, escribir mails o hacer dibujos para familiares y amigos. Buscar estas formas alternativas de comunicación y unión con familiares es de gran ayuda.

- Utilizar el sentido del humor y ser crerativos, esto lo hará todo más fácil.

- Es importante ser positivos y transmitirles mensajes de confianza “explicándoles que no solo nos protegemos a nosotros mismos sino también a los demás y recordarles que es temporal, “de todo se sale”.

Además, desde la SPI también han elaborado un horario aproximado por si puede servir de ayuda a los padres para organizar las rutinas diarias de los niños:

horario SPI
Fuente: SPI

También recuerdan que es fundamental tratar de ser creativos y que es buena idea proponer a los niños actividades, pero también dejar que ellos propongan. Anticiparles cada día lo que se va a hacer el día siguiente también es, según los expertos, una buena forma de mantener la ilusión.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo